De esta forma, la moción aprobada pide la publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) de las plantillas del sector público asturiano, incluyendo las empresas con participación pública, que se realice un informe de legalidad sobre los puestos y que se vuelvan a sacar procesos selectivos para los cargos que no hayan sido contratados mediante pruebas ajustadas a los principios de publicidad, igualdad, mérito y capacidad.

El PSOE, partido que gobierna en Asturias, ha votado en contra de la iniciativa, al igual que IU. La diputada socialista Margarita Vega ha defendido que todos los puestos de trabajo del sector público han tenido un proceso legal de contratación y ha dicho que no se puede legislar con carácter retroactivo. Esta es también la salvedad que ha planteado Foro Asturias, que ha terminado absteniéndose.

Aunque Podemos ha admitido una enmienda de IU que pedía que la publicación de las plantillas no incluyese nombres de los trabajadores afectados, la coalición ha terminado votando en contra. Su portavoz, Gaspar Llamazares, ha dicho que no se puede estar mirando al pasado permanentemente y ha dicho que lo lógico es actuar de cara al futuro. A su juicio, la iniciativa de Podemos se basa en "prejuicios".

Enrique López ha dicho que con su iniciativa no se pretende echar a nadie, sino que se cubran los puestos de acuerdo a la ley y que existen fórmulas para que los trabajadores puedan hacer valer su experiencia. "Esos puestos de trabajo no pertenecen a su partido", ha comentado, mirando a las filas socialistas.

Desde el PP han mostrado su apoyo a la moción al considerar necesario revisar la forma en la que se concedieron esos puestos de trabajo. Los tres votos de Ciudadanos han sido clave para que la medida haya terminado siendo aprobada.

Consulta aquí más noticias de Asturias.