Protesta en el IES Guadalquivir
Protesta en el IES Guadalquivir CEDIDA

Un equipo de tres personas de la Inspección Educativa ha estado visitando estos días el Instituto de Educación Secundaria (IES) Bajo Guadalquivir, perteneciente a Lebrija (Sevilla) y sacudido por sonoras protestas del alumnado, ausencias masivas a clase y la reciente dimisión de la directora. A tal efecto, y en un escenario en el que la comunidad educativa sufriría una situación de "desgobierno", la Delegación Territorial de la Consejería de Educación defiende que ha nombrado a una nueva dirección para el centro, haciendo un "llamamiento a la calma".

Todo parte, según las fuentes consultadas por Europa Press, de las "continuas coacciones y vejaciones" de un grupo de alumnos del segundo curso de formación profesional básica de carpintería hacia su tutor y el equipo docente del instituto. Dicho profesional tutor de estos alumnos, de hecho, habría sufrido "miedo, angustia y ansiedad" como consecuencia del comportamiento de tal grupo de alumnos, quienes habrían llegado a "poner en riesgo la integridad" de otros estudiantes.

La situación motivó que el pasado 1 de febrero, buena parte de la plantilla de profesores celebrase una concentración de protesta, acompañada de la entrega de un escrito con destino a la entonces directora del instituto, a la que habrían demandado ya medidas contra estos alumnos.

En su escrito, recogido por Europa Press, la mayoría de los profesores manifestaba su apoyo a este docente y solicitaba a la directora del centro que tomase medidas, dado que la situación era ya "conocida" por el equipo directivo del instituto. En concreto, se apostaba por "la suspensión del derecho de asistir a clase" de los alumnos protagonistas de tales conductas y que se valorase la posibilidad de cambiar de centro a tales estudiantes.

DENUNCIA CONTRA UN PROFESOR

A partir de ahí, y según las citadas fuentes, los padres de dos alumnos del instituto habrían denunciado a uno de los profesores más veteranos y carismáticos del centro, por presuntos "insultos y vejaciones" a los jóvenes, toda vez que buena parte de la comunidad educativa sospecharía que la dirección del instituto atribuyó a este docente concreto el papel de promotor de las movilizaciones previamente descritas, instigando a continuación a los dos citados padres a interponer la mencionada denuncia.

Toda esta concatenación de hechos motivaba que recientemente, buena parte de los alumnos optase por abandonar las aulas, celebrando una sonora concentración de protesta en el instituto y reclamando a gritos la dimisión de la directora, en defensa del profesor denunciado. Al día siguiente, la actividad lectiva estuvo de nuevo marcada por las alteraciones y las protestas y ausencias de los alumnos, lo que desembocó en la dimisión final de la directora del centro.

A partir de ahí, y siempre según señalan a Europa Press fuentes de la comunidad educativa de este instituto, se habría suscitado una situación de "desgobierno" en el centro educativo, con las correspondientes consecuencias en el funcionamiento del mismo. Al respecto, la Delegación Territorial de la Consejería de Educación ha informado de que tres miembros de la Inspección Educativa han estado visitando el instituto "para tratar de restablecer el normal funcionamiento".

En ese sentido, defiende la Delegación que ha sido designada una nueva dirección para el centro educativo, haciendo "un llamamiento a la calma a toda la comunidad educativa y el municipio" y asegurando que el instituto funciona ya "con absoluta normalidad". Al respecto, las fuentes consultadas señalan que tras la dimisión de la directora, la mayoría de los miembros de su equipo directivo habría protagonizado ausencias y bajas, con los consecuentes efectos en el funcionamiento del instituto.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.