El consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este jueves adscribir a su favor cuatro parcelas que suman unos 65.886 metros cuadrados, derivadas del proyecto de reparcelación de los terrenos de la antigua factoría de Cruzcampo, en el barrio de Nervión, en el marco del proyecto de aprovechamiento de tales suelos para equipamientos públicos y zonas libres y 1.900 nuevas viviendas, 890 de ellas protegidas.

Según el acuerdo aprobado este jueves por el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo y recogido por Europa Press, una de las parcelas adscritas ahora en favor del Ayuntamiento está calificada para usos educativos, otra para todo tipo de equipamientos de interés público y social, la tercera para infraestructuras y la cuarta para el viario del la zona, contando esta última con más de 24.000 metros cuadrados.

Los terrenos en cuestión, recordémoslo, fueron en su momento destinados a la construcción de un entorno urbano de carácter vanguardista diseñado por arquitectos de prestigio, una operación que se remonta a la etapa del alcalde socialista Alfredo Sánchez Monteseirín y que quedó truncada durante la era de la catástrofe del sector inmobiliario y de la construcción.

El actual proyecto de reparcelación de los terrenos de la antigua factoría de Cruzcampo, eso sí, contempla además de estas parcelas otras tantas destinadas a la construcción de 1.900 nuevas viviendas, 890 de ellas protegidas.

Dentro de las parcelas adscritas en favor del Ayuntamiento, por cierto, ha sido acotada una finca de 2.000 metros cuadrados con una edificabilidad de 4.800 metros cuadrados, al objeto de ceder la misma al Ministerio de Interior para la construcción de la nueva comisaría de Policía Nacional proyectada desde hace años en Nervión.

LA "CARGA DE LA GAVIDIA"

A tal efecto, el concejal de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, ha recordado que si finalmente el Ministerio de Interior "acepta" esta parcela para el mencionado proyecto, sería resuelta la "carga" aún pendiente en la operación mediante la cual dicho ministerio cedió al Ayuntamiento la antigua comisaría de Policía Nacional de la Gavidia, enclavada en la céntrica plaza de la Concordia. Y es que para completar la cesión acordada hace años, según ha recordado, es necesario que el Ayuntamiento aporte suelos para el proyecto de la nueva comisaría de Nervión o abone aproximadamente 600.000 euros al Ministerio.

"Se trata del final de este proceso, de modo que se resuelve una situación paralizada durante más de diez años y que supone en la práctica que el Ayuntamiento disponga definitivamente en firme del inmueble de la antigua comisaría de policía de la Gavidia, para su mejor uso y aprovechamiento para la ciudad".

Al respecto, el edil ha defendido que el acuerdo plenario adoptado en 2015 para desistir de la recalificación promovida por el anterior gobierno local del PP para que dicho edificio pudiese acoger una gran superficie comercial fue una "moción política no materializada". Actualmente, según el edil socialista, "prima la tramitación que se hizo en el mandato del PP", toda vez que el Gobierno local del PSOE y el PP han acordado otra recalificación, para que el edificio admita usos terciarios y promover así un nuevo intento de venta del inmueble.

Eso sí, Muñoz ha defendido que los usos terciarios planeados para la antigua comisaría, ubicada en un estratégico enclave del casco histórico, "dulcificarían bastante los aspectos controvertidos" de la anterior recalificación, objeto de múltiples críticas e informes desfavorables.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.