La detención se produjo después de que una mujer acudiera a la Comisaría para presentar la referida denuncia. Según ella, los malos tratos físicos comenzaron hace más de cinco años. En el transcurso de una discusión, casi siempre por celos, su pareja le dio un manotazo en la cara, tirándola del pelo y arrojándola al suelo.

En otra ocasión llegó a colocar un cuchillo en el cuello del hijo, mientras el menor dormía, y en el último de estos episodios violentos su cónyuge le agarró fuertemente con las manos por la mandíbula, llegando a dislocársela.

En ninguna de las ocasiones, dio aviso a la policía, ni presentó denuncia, ya que pensaba que podía ser una situación transitoria.Igualmente relata la víctima que hace unos días, después de acostar a sus hijos, al ver que su pareja comenzaba una discusión sobre el tema, nuevamente por celos, optó por bajar al garaje y estuvo durante varias horas durmiendo en el coche ante el temor de que pudiera sufrir una nueva agresión.

De forma inmediata, agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana, procedieron a la localización y detención de V. R. A., como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

La denunciante ha licitado la orden de alejamiento y el detenido ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Burgos.