En un comunicado, ha asegurado que la ley pretendía corregir un desequilibrio existente, y ha alertado que sin un tratamiento de preferencia que lo compense respecto a las otras dos lenguas oficiales "la lengua propia del Aran está amenazada de rápida desaparición".

Ha considerado que la preferencia que estipulaba la ley era lógica y proporcionada, y ha lamentado que el Estado está incumpliendo las disposiciones de la Carta Europea de Lenguas Regionales y Minoritarias, ya que el aranés sufre un desequilibrio respecto a las otras dos lenguas oficiales.

Consulta aquí más noticias de Lleida.