Prou ha recordado que el 20 de diciembre de 2016, en una reunión entre la Plataforma y el Consell de Ibiza, ya se solicitó limitar la entrada de vehículos. "Nos alegra ver que, si bien en aquel momento la petición parecía que no fue atendida, finalmente el Consell, siguiendo el ejemplo de Formentera, ha concluido que la medida era inevitable", han añadido.

El problema de la saturación en las carreteras ibicencas provoca más accidentes y, según la Plataforma, representa unas molestias y perjuicios "muy grandes" al tener que salir antes de lo necesario si se pretende llegar al trabajo, médico o escuela.

En verano, las carreteras están saturadas a más no poder, pero la saturación en un grado menor se extiende todo el año. Los ciudadanos, han añadido, se ven en la necesidad de coger el coche u otro vehículo particular para desplazarse también por la falta de líneas suficientes de autobús o a la falta de frecuencias, especialmente en la parte norte de la Isla.

Ahora, a pesar del acuerdo unánime de los alcaldes y la posibilidad de que PP y PSOE se sumen a la propuesta, es decepcionante saber que la iniciativa está aún en una fase muy incipiente, tanto que todavía se deben hacer los estudios pertinentes para encontrar posibles soluciones al problema.

"Todos sabemos que las prisas no son buenas consejeras, pero conocemos también el peligro de los estudios, que pueden poner a prueba nuestra paciencia", han añadido.

Según Prou, la solución a la saturación de vehículos es la reducción de los mismos en las carreteras de la Isla.