Forjando el símbolo de la Berlinale
Un trabajador da forma a un oso durante el proceso de fabricación de las estatuillas de cara a la celebración de la Berlinale, en Berlín (Alemania). Hayoung Jeon / EFE

La venta de entradas al público para la próxima Berlinale se ha abierto este lunes, tres días antes de la inauguración del festival, durante el que se ofrecerán unas 300.000 localidades para el total de 400 filmes de todas sus secciones, desde la competición a la de cine juvenil.

Junto a las taquillas del centro comercial ante el Berlinale Palast, sede del festival, se formaron ya las primeras largas colas de aficionados, algunos de los cuales habían pasado la noche ahí en sacos de dormir para asegurarse la localidad deseada.

El festival berlinés, a diferencia del más elitista de Cannes, ofrece al público entradas para todas sus galas, incluidos los estrenos de las películas a competición, a precios que van desde los cuatro euros, para el programa infantil, a los 15 euros, para la sección oficial (de 4,8 a 18,3 dólares).

Las localidades se pueden adquirir directamente en las taquillas del Berlinale Palast y otros puntos de la ciudad, o también por internet, aunque en ese caso el contingente es reducido.

La 65 edición de la Berlinale abrirá sus puertas este jueves con Isle of Dogs (Isla de perros), una película de animación dirigida por Wes Anderson que abrirá el desfile de los 19 aspirantes a los Osos, que repartirá un jurado presidido por el director alemán Tom Tykwer.

El Oso de Oro de honor será para el actor estadounidense Willem Dafoe, de quien se proyectarán un total de diez películas en galas especiales.