Señal paso de peatones y semáforo
Señal paso de peatones y semáforo EUROPA PRESS

Son los datos "positivos" que ha detallado este lunes el concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Sainz, quien, junto con el edil de Tráfico, Francisco Iglesias, ha hecho balance de la seguridad vial en la ciudad durante el año pasado. "Estamos satisfechos, porque la tendencia es a la baja", ha afirmado Sainz.

En este sentido, ha reseñado que, según la Memoria de Accidentes de la Policía Local, en los 1.568 accidentes registrados el año pasado, se han reducido las víctimas en un 3 por ciento, pasando de 571 en el 2016 a 504 en el 2017.

"Hay que lamentar un fallecido, cifra más optimista teniendo en cuenta los cuatro registrados en el año anterior", ha dicho el concejal, quien ha apuntado que, en total, hubo 144 heridos en atropellos en 2016, por 142 en el año pasado.

Por tercer año consecutivo "se estabilizan los atropellos, en 126, uno menos que en 2016 y el mismo número que en 2015 y 2014, "y una cifra muy alejada de los 150 de 2011, contando, además, con el incremento de la movilidad automovilista en los últimos tres años".

En este sentido, ha destacado que "solo 19 de los atropellos se produjeron porque el peatón irrumpió de manera indebida en la calzada, pero sigue siendo un porcentaje signifivativo", por lo que ha apostado por "continuar con la formación".

"Mientras haya un solo atropello, habrá que seguir trabajando", ha recalcado Miguel Sainz, quien ha apuntado en que, salvo Avenida de la Paz y Madre de Dios, donde sí que se han registrado mayor incidencia de los atropellos "en el resto de las calles no hay mayor relevancia de estos sucesos, las calles van entrando y saliendo" del ránking, "no hay tendencia al alza en ninguna".

Con todo, entre las que registran más atropellos, además de estas dos, figuran República Argentina, Salustiano Olózaga y Avenida de Zaragoza. Y, en cuanto a las de mayor número de accidentes, el número 1 es para la LO-20 en su cruce con la calle Chile, seguido por Avenida de la Paz, Salustiano Olózaga, Duques de Nájera, Gran Vía, Avenida de Madrid, Carmen Medrano, Madre de Dios, Avenida de Burgos y Avenida de Colón.

DISTRACCIONES AL VOLANTE.

En el caso de los accidentes, Miguel Sainz ha subrayado que, en su mayor parte, un 42 por ciento del total, se han debido a la falta de atención de los conductores.

Ya con mucha diferencia, por debajo del 8 por ciento, han estado causas como no mantener la distancia de seguridad, cambiar de carril sin marcar con el intermitente, dar marcha atrás sin mirar, no respetar los cruces o saltarse los 'ceda el paso'.

Especial hincapié ha hecho en que el consumo de drogas o alcohol ha tenido influencia solo en el 1,7 por ciento de los accidentes, 27 en total, mientras que la velocidad indebida los ha tenido en un 1,1 por ciento, 15 accidentes, "cifras en ambos casos muy poco significativas".

A ello ha sumado el "considerable" descenso, en un 14 por ciento, de los accidentes en bici, que han pasado de 75 a 65, mientras que, por el contrario, han aumentado los accidentes de moto o ciclomotor, que han quedado en 121 en el año pasado, frente a los 91 de 2016.

Los datos, como ha insistido Miguel Sainz, ha afirmado que "la valoración es positiva, aunque no nos conformamos, la seguridad vial en la ciudad va a seguir siendo un reto, este equipo de Gobierno va a seguir poniendo medidas, y contando igualmente con la sensibilización y la formación".

Ha recordado, en este sentido, actuaciones ya realizadas en el año pasado, como la ampliación de aceras en las cercanías de centros escolares, los nuevos pasos de cebra en diversas zonas o la inclusión de pasos elevados en Madre de Dios o Avenida de la Paz, donde se han llevado a cabo varias pequeñas obras, como colocar barandillas o eliminar jardineras, "para incrementar la seguridad vial".

Precisamente en esta vía, "en la que hay que reconocer que muchos logroñeses siguen cruzando mal", se van a seguir implementando medidas, "como una solución que se va a presentar en breve", de la que no ha adelantado nada más.

INFRAESTRUCTURAS.

Como ha reseñado por su parte Francisco Iglesias, "entre 2017 y 2018, este equipo de Gobierno va a invertir en torno a 2 millones en infraestructuras viarias", otro "importante" elemento de seguridad vial, tanto mediante el contrato de mejora de las vías como por licitaciones "para recuperar espacios para el peatón", como Vélez de Guevara o Milicias, iniciadas la semana pasada, o la inminente del Area Pacificada de la Zona Este.

En este sentido, se acometerá la ejecución de nuevos pasos peatonales en las calles Clavijo y San Isidro; se construirá una isleta peatonal en la mediana en la calle La Cava; se ampliarán las aceras cercanas al paso peatonal de la calle Marqués de Larios frente a la estación de tren, entre otros; y se licitarán tanto el Plan de Seguridad Vial de la Ciudad de Logroño como el estudio de las Vías Ciclistas.

En cuanto a las obras que se llevaron a cabo durante 2017, ha citado el aparcamiento de Las Norias, con su nuevo recorrido peatonal que cruce todo el estacionamiento de noroeste a sureste, creando unos pasos de cebra en cada calle interior de la parcela.

De forma simultánea, se está acondicionando Avenida de la Playa, donde se está reforzando el firme y ampliando la calzada a fin de habilitar una banda de aparcamientos junto al vallado del camping; y se dota a la acera de mayor anchura en su intersección con la salida de la Hípica Militar y de un paso de peatones a fin de ganar en fluidez y en seguridad.

De forma inminente comenzarán las obras de la intersección entre Avenida de Madrid y Club Deportivo, donde se creará un nuevo paso de peatones al margen sur de la intersección, que resuelva el peligro en el cruce de calzada entre el supermercado y las urbanizaciones Diego de Velázquez y Carrero Blanco con el grupo de viviendas de enfrente.

Otras de las intervenciones se realizarán en la calle Chile con Vitoria o en las calles Cigüeña y Padre Marín, donde se realizará pavimentación y el mantenimiento de las aceras.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.