En declaraciones a los medios de comunicación, Vélez ha explicado que además, en la calle Regalado se tomarán medidas "en el muy corto plazo" para mejorar la señalización hasta que se lleve a cabo la obra de plataforma única.

Vélez ha explicado que en la reunión se ha abordado la previsión de la reurbanización de la calle, que se cerró al tráfico rodado -salvo residentes y carga y descarga- a principios de julio de 2017, y que se configuraría con una plataforma única totalmente peatonal, al mismo nivel que Teresa Gil.

El edil ha explicado que, al no tener actualmente el firme unificado, como otras calles de la zona -Teresa Gil, San Felipe Neri o Castelar-, a los peatones "les da un poco de miedo bajarse de la acera" y tienden a caminar por ella aunque sea de uso exclusivamente peatonal. "Con la plataforma única mejorará en ese sentido el que los peatones puedan circular por toda la vía", ha apuntado Vélez.

El concejal ha señalado que el próximo lunes tiene previsto mantener una reunión con representantes de las asociaciones de comerciantes sobre este asunto, así como sobre la posibilidad que maneja el equipo de Gobierno de eliminar el tráfico rodado de Claudio Moyano y su entorno, como las calles Constitución y Menéndez Pelayo.

Esta acción, ha añadido, se abordará de forma conjunta con el Área de Urbanismo, por lo que también se ha tratado el asunto en la reunión entre Saravia y Vélez.

En el caso de Claudio Moyano, en el que el concejal de Seguridad y Movilidad ha apuntado como opción la reurbanización con plataforma única, ha recalcado que aún no se ha tomado una decisión, si no que se trata de recabar información para lo cual se trabaja con otras áreas del Ayuntamiento y con los comerciantes.

"No es una cosa que tengamos que hacer de forma agente, pero estamos dando algunos pasos para ver qué decisión tomamos y sin provocar perjuicios al comercio y hosteleros", ha matizado el concejal.

Otro entorno que el Ayuntamiento baraja peatonalizar es la calle de San Lorenzo, una vía que, según Vélez, ha visto reducida últimamente la intensidad del tráfico debido a que, con el cambio de sentido del tramo inicial de María de Molina los conductores ya no la utilizan para acceder al paseo de Zorrilla, al que, desde esta zona, ya sólo se puede llegar por Isabel la Católica.

Además, ha matizado que se deberá tener en cuenta otras cuestiones, como las posibilidades en María de Molina, una calle que, ha recordado Vélez, también se utiliza para acceder al cruce del río por el puente de la Cúpula del Milenio. "Hay que ver en el global la decisión que tomamos, analizando el conjunto del entorno", ha puntualizado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.