La víctima de los hechos presentó una denuncia el pasado 6 de febrero, en la que explicó que la asesoría jurídica de una compañía de telefonía le reclamaba el abono de 698 euros por el consumo realizado en una línea de teléfono fijo, con internet y televisión, en cinco líneas de telefonía móvil y en pago por la adquisición de dos terminales móviles, todo ello contratado a su nombre sin él tener conocimiento.

Según fuentes policiales, la misma persona ya presentó una denuncia por "hechos similares" el pasado 4 de diciembre de 2017, cuando informó de que otra compañía de telefonía diferente le reclamaba el abono de 936 euros.

Así, al conocer de nuevo el caso y después de la investigación policial, los agentes han detenido al mismo hombre que en la primera ocasión, que presuntamente utilizó los datos del denunciante obtenidos por el contrato de alquiler de una vivienda de su propiedad en la calle General Castaños en diciembre y que ahora ha repetido el 'modus operandi' con los mismos documentos.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.