La empresa Motrileña de Frutas de Motril (Granada) ha repartido 30 millones de euros gracias a que su propietario adquirió en la Administración número 97 de Barcelona 300 décimos del número 55.469, agraciado con el segundo premio del Sorteo Extraordinario de Navidad de la Lotería.

Su propietario, Francisco Martín, ha explicado a Efe que adquirió 300 décimos para venderlos entre sus empleados, clientes y trabajadores de otras empresas ubicadas en el polígono del kilómetro 1 de Motril, aunque unos pocos los regaló.

Según Martín, que se quedó con uno de los décimos, el dinero está "muy repartido", ya que no vendió más de un décimo por persona, por lo que está "muy satisfecho" de haber llevado la suerte a Motril.