La alerta comenzó hace algo más de dos meses cuando en Francia detectaron varios casos de salmonela y Lactalis tuvo que detener su producción de leche infantil tras el descubrimiento de salmonela en sus marcas Picot y Milumel.

Días más tarde la inmovilización de la leche artificial fabricada se trasladó a España y fue la propia empresa la que el 18 de enero anunció la retirada del mercado español de todos los productos de 37 de sus referencias bajo las marcas de alimentación infantil Sanutri, Damira y Puleva Bebé que habían sido producidos en Craon.

Se trata de leche en polvo de Damira, Sanutri y Puleva Bebé, así como de papillas de la marca Puleva Bebé, leche en polvo para metabolopatías de Taranis Nophenyl y de un módulo de nutrición de Matodextridine.

Se da la circunstancia de que Damira es una de las marcas que desde Sacyl se receta gratuitamente a los niños alérgicos a la proteína de la leche de vaca, entre otras cosas.

Así, se han extendido los controles por la alerta de salmonela también a almacenes, delegaciones comerciales o a los hospitales de Castilla y León.

Consulta aquí más noticias de Palencia.