Autobuses de Logroño
Autobuses de Logroño EUROPA PRESS

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, se ha reunido este jueves en el Consistorio de la capital riojana con los alcaldes de Lardero, Juan Antonio Elguea, y de Villamediana, Ana Belén Martínez, un encuentro tras el que han realizado un balance de la colaboración entre los tres municipios en materia de transporte urbano.

"Los buenos datos del uso de los diferentes bonos de autobús demuestran que el entendimiento entre administraciones conlleva una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Y dentro de un modelo de sociedad con calidad de vida, con un crecimiento sostenible y cohesionado territorialmente, el servicio de transporte urbano es uno de sus paradigmas".

Los tres ediles han comparecido para detallar la buena marcha del acuerdo que mantienen entre las tres administraciones, que se remonta al año 1952 en el caso del municipio de Lardero, momento desde el cual el transporte de viajeros entre Logroño y Lardero tiene la consideración de urbano. Con Villamediana se firmó un convenio inicial en 1999, que fue ampliado el 22 de febrero de 2017.

Los tres alcaldes han explicado la importante mejora del servicio de autobús urbano que supone el aumento de frecuencias para los sábados y los domingos, aprobada la pasada semana por la Junta de Gobierno Local de Logroño. Con ella se cumplirá uno de los principales anuncios de Cuca Gamarra en el pasado Debate del Estado de la Ciudad, dentro de "un modelo de movilidad sostenible, respetuosa con el medio ambiente, segura y más económica".

El incremento de frecuencias del servicio durante los fines de semana -que supone la reducción en los tiempos de paso del autobús, de 30 minutos a 15 los sábados y de una hora a 30 minutos los domingos- "vendrá a mejorar la comodidad, la conectividad y la calidad de vida de nuestros vecinos. En concreto a los residentes en Lardero y Villamediana los nuevos horarios de las líneas 1 y 3, que son las que les comunican con Logroño".

El horario quedará generalizado para todas las líneas. Las únicas excepciones serán: las líneas números 6 -que tiene un horario especial- y 7 y 11 -que únicamente operan de lunes a viernes-, los sábados festivos y los meses de julio y agosto.

Las nuevas frecuencias entrarán en vigor en cuanto los ayuntamientos de Lardero y Villamediana aprueben los convenios preceptivos en virtud de la parte de su término municipal que es cubierta con el servicio de transporte urbano de Logroño. En este sentido, los alcaldes de estos municipios ha mostrado esta mañana su disposición a llevar a cabo esta tramitación en próximas fechas, de modo que puedan comenzar a funcionar en el mes de marzo.

Así lo anunció la semana pasada la primera edil de Logroño y hoy ha confirmado, asegurando que a partir de esa fecha y con esta medida "vamos a mejorar en nuestros movimientos dentro de la ciudad, pero también en las conexiones con el Logroño metropolitano y de éste con la capital, con un servicio que es modelo de vertebración y colaboración dentro del territorio".

Otra de las novedades es el cambio de recorrido en el casco urbano de Villamediana, a solicitud de sus vecinos y llegando y parando a partir de ahora frente al centro de salud, algo previsto seguramente también para el mes de marzo.

Además, Elguea ha adelantado que, en el caso de Lardero, se está trabajando en la extensión del servicio de transporte urbano a nuevos sectores residenciales del municipio, como Villapatro o Entrerríos, mientras que, en el caso de Villamediana, su alcaldesa ha apuntado la demanda de que el bus búho llegue a la localidad "para cubrir un servicio necesario para los jóvenes" y que ahora hace el Metropolitano.

COMPARTIR SERVICIOS.

Logroño, Lardero y Villamediana, fruto del entendimiento entre administraciones, han desarrollado los convenios adaptándolos a las necesidades de la población, con las ventajas que conlleva el hecho de compartir servicios entre diferentes municipios del área metropolitana de nuestra ciudad.

Así, los tres han ido incorporando las mejoras que el transporte urbano ha sumado en los últimos años. En concreto, una de las que mayor aceptación ha tenido por parte de los vecinos ha sido el incremento de la edad para acceder al Bonopeque, y por tanto poder utilizar gratuitamente el autobús urbano.

Desde el 1 de enero de 2016 se amplió hasta los 10 años, cuando anteriormente sólo era accesible para menores de 8 años, y se extendió a los niños de los municipios del entorno.

El título de Bonopeque, durante el año 2017, registró un total de 301.405 viajes; 18.371 en Lardero, y 11.830 en Villamediana, lo que supone un incremento del 44% y del 19% en estas localidades respecto al año anterior.

Respecto al bono de estudiante, los datos también avalan la aceptación de la propuesta. En comcreto en Lardero se registraron en 2017 77.408 usos frente a los 52.457 de 2016, un 47,56 por ciento. En Villamediana, el año pasado se registraron 71.761 viajes frente a los 46.118 del anterior, lo que supone un crecimiento del 55, 6 por ciento.

Y el año pasado entró en vigor una nueva tarjeta destinada a familias numerosas que también está a disposición de las que residen en estos municipios próximos a la capital.

En Logroño fueron expedidas 2.149 tarjetas; en Lardero 186 y en Villamediana 132. Con ellas se pueden ahorrar "hasta un 50% en el precio del bonobús", ha recordado Gamarra.

El servicio de transporte urbano logroñés incrementa cada año el número de viajeros, alcanzando la cifra de los 10,4 millones en el año 2017 (un 3,42 por ciento más que 2016).

En el conjunto de líneas, las que comunican con Lardero y Villamediana son dos de las más utilizadas. En concreto la 1 (Lardero-Hospital San Pedro) fue la segunda más usada con 1.697.722 viajeros y la 3 (Las Norias-Villamediana), la tercera con 1.616.302 viajeros.

Los habitantes de Logroño, Lardero y Villamediana responden positivamente a un servicio sobre el que el Ayuntamiento de Logroño ha realizado una importante apuesta: con la renovación de la flota (el año pasado entraron en servicio 10 nuevos vehículos que, unidos a los de ejercicios anteriores, supusieron cerca de un 50 por ciento de renovación en dos años), instalación de desfibriladores, posibilidad de pagar con el móvil, wifi libre y gratuita, ampliación del bonobus de estudiante a todos los días del año.

Y es que gran parte de estas mejoras van dirigidas al público más joven, "porque queremos que las nuevas generaciones adopten el autobús como su principal medio de transporte. Es invertir en futuro, como también lo es las nuevas frecuencias porque queremos que este modelo de movilidad se consolide también los fines de semana".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.