La Alianza, a través de un comunicado recogido por Europa Press, recuerda que son muchos los ganaderos de zonas de alta montaña que están sufriendo desde hace días las consecuencias de temporal de viento intenso y mucha nieve acumulada en zonas de montaña, con términos municipales y parajes convertidos en zonas totalmente aisladas por lo intransitable de los caminos rurales.

UPA-COAG exige por ello un compromiso firme para acudir en auxilio de los ganaderos que en zonas especialmente desfavorecidas sufren los rigores no solo de las políticas agrarias antisociales sino también de los inconvenientes de la propia naturaleza y del ámbito geográfico en el que se desenvuelven a diario.

En este sentido, reclama responsabilidad a quienes deben tomar decisiones políticas para velar por los derechos de ciudadanos que en zonas de montaña se encuentran con dificultades naturales, y que sin embargo son los principales valedores de que los pueblos se mantengan con vida.

"Los ganaderos son agentes fundamentales para que los pueblos sigan vivos, además de cumplir un papel fundamental de su función social como la mejor garantía para la biodiversidad y seguridad alimentaria", recuerda UPA-COAGA, que lamenta el "postureo de despacho" de determinados colectivos que se autoproclaman animalistas cuando son los ganaderos de la región quienes con su actividad profesional permiten la protección de zonas verdes, de zonas de montaña, cumpliendo un papel fundamental en la prevención de los incendios o poniendo freno de la desertización.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.