Según informa el Consistorio hispalense en un comunicado, los hechos se produjeron a media tarde del pasado domingo, cuando una pareja de policías patrullaba por la zona centro y vio en la entrada de un establecimiento comercial ubicado en la calle Rioja a un joven "en actitud sospechosa portando sobre su brazo un chaquetón con el que intentaba ocultar un objeto voluminoso, lo que levantó las sospechas de los agentes".

Al preguntarle sobre lo que trataba de ocultar, resultó ser un abrigo de señora que "presentaba daños en una de las mangas como consecuencia de haberle arrancado la etiqueta magnética de seguridad, no portando ticket alguno de compra a pesar de ser nuevo".

Ante esta situación, la Policía Local se dirigió con él al interior del establecimiento, corroborando el vigilante de seguridad que lo había sustraído de dicha tienda, quien se hizo cargo del abrigo en calidad de depósito, informando a ambas partes de la puesta en conocimiento judicial de lo sucedido y de los pasos a seguir.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.