Según informa el Ayuntamiento de Sevilla en un comunicado, los hechos tuvieron lugar sobre la medianoche del pasado lunes, cuando una patrulla de la Policía Local que circulaba por la avenida Ramón y Cajal fue requerida por un joven de unos 20 años, muy nervioso, que les contó que había sufrido el robo de su teléfono móvil, aportando la descripción física, indumentaria y dirección del presunto ladrón, el cual "le amenazó con clavarle un objeto punzante a la vez que le exigía le entregase el teléfono móvil, por lo que se lo entregó, así como varias monedas sueltas que llevaba".

Los agentes y la víctima se dirigieron en el patrullero hacia la zona por donde había huido, siendo localizado en la calle Marqués de Nervión, donde los agentes procedieron a su detención y puesta a disposición judicial, ya que aunque no le localizaron el teléfono, el detenido manifestó haberlo arrojado a una papelera, donde efectivamente fue encontrado, reconociendo la víctima dicho teléfono como el que le había robado minutos antes.

En este marco, la víctima fue informada de los pasos a seguir para formalizar la denuncia de los hechos y recuperar el teléfono móvil.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.