La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, no se arruga ante las adversidades. Su fortaleza nace de la experiencia de haber visto la muerte de cerca tras su accidente de moto en el verano de 2013. "Ahora no tengo miedo a nada", confiesa. Por eso, los continuos ataques que recibe de la oposición en la Asamblea no le afectan: "Tenemos que seguir trabajando para garantizar servicios públicos de calidad a los madrileños". Cifuentes ha analizado la actualidad nacional y de la región en una visita a la redacción de 20minutos en la capital de España. 

El lunes ha citado Rajoy a los presidentes autonómicos, ¿qué espera del encuentro?  
Vamos a hablar sobre financiación, que es uno de los grandes retos que tiene que afrontar el Gobierno. Nos afecta muchísimo. Y_también de los Presupuestos.

En esa guerra de reparto del dinero, Madrid está con Cataluña,Baleares, Valencia...
No queremos hacer bandos. Lo que queremos es un sistema justo. Si en algo coincidimos todas las comunidades es en que el actual modelo no es bueno. Es evidente que a Madrid nos perjudica. Cada madrileño está percibiendo 229 euros menos que la media del resto de españoles. En el último año, hemos dejado de percibir más de 1.400 millones.

Usted propone que el código ético para los políticos sea por ley. Este miércoles convocó a los partidos, pero parece que no ha tenido demasiado éxito...
Cité a los cuatro partidos, pero solo hemos acudido PP y PSOE, que representamos a la mayoría de los madrileños. Los otros dos partidos tendrán que explicar por qué no se quieren sentar a hablar de regeneración política.

En los últimos tiempos han sido frecuentes las incidencias en los grandes hospitales. ¿Cómo marcha el plan de reforma?
Tenemos una red hospitalaria muy grande, con 3.800.000 metros cuadrados en infraestructuras sanitarias. Es inevitable que en algunas ocasiones se pueda producir alguna rotura de una tubería. En nuestra red conviven hospitales muy nuevos con otros mucho más antiguos, como el de La Paz, que tiene más de 50 años. Por eso hemos puesto en marcha un plan de 140 millones para reformar los más antiguos. Ya se han acometido algunas obras como la de la UCI pediátrica de La Paz, y en breve se va a acometer la reforma de las urgencias de los grandes centros.

Reducción de tarifas en las Escuelas Infantiles, congelación del precio del transporte público, construcción de vivienda social... ¿siente que le ha dado un giro social a la política del PP en Madrid?
Reivindico que la política social en Madrid la está haciendo el PP. Destinamos nueve de cada diez euros a políticas sociales, incluido también el empleo. Estos años no hemos dejado de invertir y aumentar los presupuestos en Educación, Sanidad y Servicios Sociales. Estamos saliendo de la crisis, pero todavía hay mucha gente que lo está pasando mal. Esas medidas van dirigidas a esas personas.

El servicio de Cercanías registró el año pasado más de 11 incidencias diarias. Cs ha propuesto la devolución del billete con retrasos superiores a 15 minutos. ¿Estaría a favor?
Me parece una ocurrencia de última hora que no ha tenido además ningún apoyo. Quieren protagonizar un debate, siendo los últimos en llegar. Más allá de las ocurrencias, nosotros estamos trabajando con el Ministerio de Fomento, que es de quien depende su gestión, y hemos trasladado la inquietud. Soy optimista, el ministro ya ha anunciado un plan de choque hasta 2025.

¿Ha habido una falta de inversión años atrás?
Ha habido una falta de inversión tradicional. El Gobierno socialista prometió invertir 5.000 millones en 2009 en la red de Cercanías de Madrid y no hicieron nada. A partir de ahí, el sistema se ha ido deteriorando. Fomento tiene la obligación de hacer una inversión importante en Cercanías.

Una de sus promesas electorales fue la duplicación de la A-1. ¿En qué punto está?
Es un compromiso electoral, pero  también depende del Ministerio de Fomento, que ya ha sacado el estudio previo de licitación. En estos momentos, la A-1 es la única gran carretera de Madrid que no tiene ninguna alternativa. Para nosotros es prioritario descongestionar ese acceso porque realmente hay un problema de movilidad en la zona Norte. Nos gustaría que estuviera para la próxima legislatura.

La Comunidad aprobó a finales del año pasado un protocolo anticontaminación, que el Ayuntamiento cuestiona.
Tan malo no será cuando el Ayuntamiento de Madrid en su próxima modificación va a copiar una de nuestras medidas. Nosotros siempre criticamos que la restricción se hiciera por matrículas en lugar de por vehículos más contaminantes y ahora el Ayuntamiento ha adoptado ese criterio. La política del Ayuntamiento en materia de movilidad es caótica.

La nueva etapa de Telemadrid acaba de cumplir un año ¿Qué balance hace?
Todavía es un poco pronto para hacer un balance en una televisión pública. De momento, las audiencias no son muy buenas y espero que la televisión pública cumpla esa labor de servicio público. Espero que Telemadrid mejore unos datos de audiencia que son muy bajos.

El PP ha perdido casi 7 puntos en solo un año, según el CIS. ¿Asume que hay motivos para esa pérdida de confianza?
Yo creo que hay motivos para que estemos recuperando esa confianza. El CIS viene muy marcado por las elecciones de Cataluña, donde ha funcionado el voto útil a favor de Ciudadanos.

¿Cómo se cambia la tendencia?
Trabajando. No hay más. Pero realizando un trabajo día a día que sea percibido por los ciudadanos. Son importantes la cercanía, la humildad en los planteamientos... Para mí, el trabajo en la calle es muy importante. Hay que explicar lo que se está haciendo.

Feijóo y usted representan la renovación autonómica en el PP. ¿Cuánto les penaliza declaraciones como las de Correa afirmando que Rajoy daba el OK?
Mucho. La corrupción pasada nos ha perjudicado muchísimo y nos sigue perjudicando. Llevamos tres años permanentemente, cuando no es Gürtel es Púnica. Por ejemplo, el caso Gürtel es de hace más de diez años, pero al final el ciudadano tiene la impresión de que la corrupción es algo presente del día a día y, sin embargo, no es así. Yo llevo gobernando dos años y medio en Madrid sin un solo caso de corrupción.

Díganos qué opina de Albert Rivera.
Es el líder político que encabeza una opción. No haber gobernado nunca –y hablo de Ciudadanos en general, no me gustaría personalizar en Albert– hace que no tengas desgaste de ninguna clase y te permite hacer todo tipo de propuestas populistas. Lo hemos visto con la prisión permanente revisable. Cambian de posición, cambian de postura. Mantienen una ambigüedad y una doble vara de medir.

Ciudadanos dice que la gestión le llegará en la próxima legislatura. ¿Cree que Ayuntamiento y Comunidad pueden ser pieza de cambio en las elecciones de 2019?
Esto no es un zoco ni un mercado persa donde haya que hacer un intercambio de cromos. El Gobierno futuro de la Comunidad y de los ayuntamiento lo decidirán los los madrileños.

¿Se tendría que haber aplicado antes en Cataluña el artículo 155?
Es muy fácil  opinar a posteriori. El Gobierno de Mariano Rajoy ha tomado decisiones muy difíciles, no pensando en el interés partidista del PP sino en lo que convenía a España. La aplicación del 155 por parte del Gobierno, apoyado por Ciudadanos y el PSOE, ha permitido que en Cataluña se pudieran celebrar unas elecciones en el marco de la legalidad. Ahora lo prioritario es que haya un gobierno.

Ahora estamos en una especie de paréntesis…
Este paréntesis es negativo. Es importante que haya ungobierno que se preocupe de los problemas que realmente preocupan a los ciudadanos. Inés Arrimadas, como líder más votada, debería ser más valiente y asumir su responsabilidad. En política es muy importante ejercer el liderazgo. Y eso no significa siempre ganar. Eso significa arriesgar a veces y si tienes un proyecto ser capaz de plantearlo.

Consulta aquí más noticias de Madrid.