Según han informado a Europa Press fuentes del caso, durante la celebración del juicio se ha alcanzado un acuerdo de conformidad entre las partes por el que el acusado ha reconocido los hechos objeto de la causa, la agresión en la madrugada del 16 de febrero de 2017 con un objeto punzante en el cuello al denunciante tras una discusión una vez salieron de la vivienda -habitual punto de venta de drogas- en la que el procesado realizaba funciones de seguridad.

El acusado, en prisión preventiva por esta agresión, deberá pagar en concepto de responsabilidad civil 5.000 euros a la víctima, de los que 1.000 euros ha abonado este miércoles, en virtud del acuerdo, que también recoge una orden de alejamiento de 300 metros por un tiempo de cinco años.

Las citadas fuentes han indicado que en los próximos días el tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia dictará sentencia. Además, los magistrados decidirán si ponen en libertad o no al acusado, que no cuenta con antecedentes penales, aunque sí causas pendientes.

Los hechos, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, tuvieron lugar en la madrugada del 16 de febrero del pasado año en Sevilla, cuando el procesado se encontraba realizando funciones de seguridad en una vivienda, usada como punto de venta de droga. En el lugar se presentó esa noche el denunciante. Posteriormente, ambos, tras salir del inmueble, "se enzarzaron en una discusión, por motivos no aclarados".

Tras esta discusión y cuando la víctima iba a abandonar el lugar en una bicicleta, el procesado, esgrimiendo "un arma punzante" que llevaba, lanzó una puñalada contra el otro varón "a la altura del cuello con ánimo de acabar con su vida".

La puñalada le provocó una herida incisa en vasos principales. Asimismo, el encausado le dio un golpe en la mano derecha al levantar la víctima ésta con intención de "evitar la agresión", huyendo posteriormente del lugar el denunciante.

Como consecuencia de esto, el denunciante de los hechos, de 30 años de edad, sufrió una herida cervical penetrante en lado izquierdo del cuello de unos tres centímetros de longitud. Según las fuentes judiciales, se produjo en una zona, que cualquier variación, podría haber ocasionado una herida que hubiese comprometido la vida de la víctima.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.