El 30 de enero, varias patrullas de la comisaría de Blanes se dirigieron a una de las viviendas al tener constancia de que en ella se podía estar cultivando marihuana y se encontraron a cuatro individuos transportando bajo el brazo plantas ya cortadas y varios utensilios para el cultivo.

Al día siguiente registraron este domicilio y otro de la misma calle también sospechoso y hallaron en total 1.017 plantas y otras 221 pero ya cortadas, numerosos cogollos, 14 ventiladores, 88 bombillas con transformador, nueve aires acondicionados, 400 macetas y seis cajas de filtros.

Consulta aquí más noticias de Girona.