Responsables de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT.
Responsables de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT. EUROPA PRESS

Así lo ha puesto de relieve este martes en rueda de prensa el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT-Jaén, Francisco Javier Perales, quien ha explicado que el anterior finalizó el pasado 31 de diciembre, pero al tener ultractividad está vigente hasta que se acuerde el nuevo.

En este sentido y dado que "históricamente se ha negociado muy tarde generando muchos atrasos", sindicatos y empresarios iniciaron los contactos antes de que acabase el año con reuniones en noviembre y diciembre para cruzar las respectivas plataformas, a las que siguieron otras en enero para "centrar el debate".

Perales ha destacado que desde los sindicatos han defendido que el actual convenio "tiene que ser suelo de la parte social" y ha demandado a la patronal la misma responsabilidad que ellos tuvieron en la coyuntura de la crisis, "por ejemplo, al desligar el IPC y tener una subida más o menos acorde a la realidad que se estaba viviendo".

"Entendemos que esa realidad ya ha pasado. Es un sector que ahora puede implementar los salarios. Hemos solicitado una subida salarial en torno a un 3,25 o 3,50 por ciento para 2018 y 2019 y ligarlo otra vez al IPC, más algunas medidas sociales", ha explicado.

Por tanto, "es momento de meterle salario a este sector" porque los trabajadores llevan "tiempo siendo responsables", según ha subrayado Perales, quien ha recordado que el Convenio Provincial para las Industrias Siderometalúrgicas engloba, entre otros, automoción y sus variaciones, como concesionarios, además de componentes.

En la misma línea se ha pronunciado el secretario general de FICA en UGT Andalucía, Manuel Jiménez, quien ha apuntado que en la negociación estatal "la propuesta de las dos centrales sindicales es un aumento del 3,1 por ciento real de los salarios".

"Luego hablamos de productividades y de lo que quieran, pero un aumento importante para recuperar la pérdida de poder adquisitivo de los últimos años", ha señalado para agregar que por eso se intenta recuperar en los convenios las cláusulas de revisión salarial que "desaparecieron prácticamente durante la crisis".

Perales, por otra parte, ha reivindicado la inclusión de regulación sobre las empresas multiservicios, que proliferan tras la reforma laboral ya que prevalece el convenio de empresa -donde "sólo se regulan las condiciones básicas del Estatuto y el salario mínimo interprofesional"- sobre el sectorial, de modo "que le están haciendo mucho daño al sector".

"Los empresarios que son serios y responsables no pueden apoyar a estas empresas que, al final, lo que están haciendo es empobrecer a los trabajadores y perjudicando a los sectores porque hay una competencia desleal", ha incidido Jiménez.

AGRO

Por otro lado, el secretario general de FICA en UGT-Jaén se ha referido al ámbito agrario cuando la principal campaña en la provincia, la de la aceituna, está cercana a su fin. Ha apuntado que ya se ha podido constatar un descenso en la producción de en torno al 30 por ciento que ha repercutido también en pérdida de empleo.

Ha añadido que "se mantiene la discriminación de la mujer" en la contratación, al tiempo que ha recalcado la necesidad de una mayor formación ante la mecanización de las tareas en el campo, especialmente en prevención de riesgos laborales.

Por su parte, el responsable de Agro en la federación jiennense, Antonio Marcos, se ha referido al ámbito de almazaras y aceite y ha llamado la atención de algunas cuestiones incluidas en su convenio que "los empresarios no están cumpliendo", como los días de lluvia.

Según ha explicado, en esas jornadas "los trabajadores tiene que incorporarse a trabajar", pero hay empresas que "no lo respetan". "No se los pagan directamente. Les dicen la famosa frase de hoy no vengáis o, ya que están allí, los vuelven para casa", ha afirmado.

PRESTACIONES

También se ha referido a una cuestión fundamental para los empleados mayores de 55 años del sector, que "son un gran porcentaje", y que "se sienten discriminados a la hora de la prestaciones por desempleo". Según ha recordado, antes se trabajaba cuatro o cinco meses en la almzaras, pero la mecanización ha originado una reducción considerable hasta los dos o dos meses y medio de molturación.

"Antes no había problema porque el resto de año con el subsidio de fijo discontinuo cubrían el año de ingresos. Ahora no, el único que tienen derecho es el tiempo que hayan trabajado", ha comentado no sin indicar que por su edad prácticamente "no tienen otra posibilidad de trabajar nada más que donde han trabajado", de ahí que pretendan analizar el asunto con el Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Jaén.