El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha pedido este martes al Grupo municipal de Participa que afronte con "responsabilidad, coherencia y lógica política" el pleno de aprobación inicial de los nuevos presupuestos, y acceda al menos a "una abstención que puede ser todo lo crítica que quieran, pero que permita la aprobación del presupuesto" por "interés general" de la ciudad.

Como se ha informado, el Gobierno local socialista ha facilitado la incorporación de 57 enmiendas de Participa y 24 de IU al proyecto presupuestario de 2018, marcado por un acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, buscando el "apoyo o abstención" de las fuerzas de izquierdas y que finalmente sea aprobado el documento.

Participa, no obstante, recela de tal extremo achacando al PSOE el supuesto incumplimiento del 60 por ciento de sus incorporaciones al presupuesto municipal de 2017.

En cuanto a IU, ha manifestado que los socialistas habrían "incumplido" el 68 por ciento de las enmiendas incorporadas a los presupuestos de 2016 y 207 a instancias de la federación de izquierdas, considerando que tal extremo hace "complicado" que sus concejales apoyen el nuevo proyecto presupuestario.

Dado el caso, el alcalde de Sevilla ha explicado que actualmente está a la espera de que el interventor del Ayuntamiento elabore su preceptivo informe sobre el nuevo proyecto presupuestario, y lo más probable es que el pleno destinado a someter a votación la aprobación inicial de dicho documento se celebre a mediados de la próxima semana.

LAS ENMIENDAS DE PARTICIPA

Espadas, en ese sentido, ha expuesto que el PSOE ha permitido la incorporación de "un buen volumen de enmiendas de Participa", porque su voto a favor o abstención es "fundamental" en dicho pleno, toda vez que el Grupo popular, mayoritario en la corporación local con 12 ediles de un total de 31, de momento mantiene su voto contrario al nuevo presupuesto.

Así, ha insistido en el número de enmiendas de Participa sumadas al proyecto presupuestario, apelando a los ediles de dicha fuerza para que "actúen con responsabilidad, coherencia y lógica política". ¿Quién va a entender que ellos mismos votasen en contra de sus propias propuestas", ha preguntado retóricamente, reconociendo que "puede haber discrepancias o enfados porque determinadas cuestiones del presupuesto anterior no se han podido ejecutar aún por las dificultades surgidas", pero avisando de que "el interés general está antes que cualquier crítica, censura o confrontación política".

"Que me censuren a mí, pero que no bloqueen la ciudad", ha dicho Espadas, llamando a "distinguir" entre la crítica política y la necesidad de la ciudad de contar con un nuevo presupuesto. Por eso, ha pedido que Participa acceda al menos a "una abstención que puede ser todo lo crítica que quieran, pero que permita la aprobación del presupuesto".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.