Los hechos se produjeron a las 04.30 horas, cuando los clientes de un establecimiento de hostelería alertaron a la Policía de que un joven llevaba un cuchillo de cocina por la calle y que estaba amenazando a las personas con las que se iba encontrando.

Al llegar los agentes vieron al varón a la altura de la calle Caldereros, entonces le pidieron que arrojara el cuchillo al suelo, a lo que hizo caso omiso y continuó andando, por los que varios jóvenes que caminaban en sentido contrario al suyo tuvieron que apartarse precipitadamente.

En un momento, el joven se giró y esgrimió el cuchillo contra uno de los agentes, por lo que el funcionario, para salvaguardar su integridad y la de los transeúntes, empuñó su arma y le solicitó de nuevo que arrojara al suelo el cuchillo, a lo que finalmente hizo caso, y fue detenido.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.