Este protocolo supondrá "una mejora sin precedentes en cuanto a la colaboración para combatir las actividades turísticas ilegales", ha asegurado este lunes el presidente Vicent Torres.

El objetivo del protocolo es "asegurar que las actividades turísticas se realizan de manera ordenada de acuerdo con la legislación y combatir con mayor eficacia y efectividad las actividades ilegales, el intrusismo y aquellos problemas que provocan un perjuicio al conjunto de la ciudadanía y a la misma industria turística", ha explicado.

Entre otras cosas, se prevé el nombramiento de interlocutores válidos entre todas las administraciones para tratar los temas relativos a la inspección turística; crear modelos de actas de inspección para las Policías Locales y que los servicios de inspección de Turismo puedan iniciar expedientes de sanción; definir qué información adicional pueden pedir los inspectores de turismo del Consell o coordinar y ejecutar actuaciones puntuales y conjuntas de inspección en establecimientos o lugares donde se puedan cometer infracciones.

Además, el Protocolo contempla realizar reuniones periódicas de coordinación de inspección, cursos internos de formación en la materia o la creación de una mesa de lucha contra el intrusismo turístico.

"Es un protocolo, como podemos ver, de gran alcance que supondrá una labor de coordinación muy intensa entre el Consell y Ayuntamientos. Esperamos poder aprobar cuanto antes este protocolo de colaboración y comenzar a desarrollar las medidas que contempla para que la próxima temporada de verano ya estén en marcha", ha dicho el presidente.

ESTUDIO DE CARGA Y RECLAMACIÓN DE MÁS POLICÍA

El Consell de Alcaldes ha acordado que la institución insular asuma la elaboración de un "estudio de carga" de la Isla para disponer de datos fiables sobre el impacto en los servicios, infraestructuras y sobre el territorio que suponen residentes y turistas.

Además, se firmará una declaración conjunta para pedir más efectivos policiales en verano. "Desde hace dos años reiteramos estas peticiones a la Delegación del Gobierno a través de distintas iniciativas. Volveremos a hacer esta reclamación, en este caso en nombre del Consell de Alcaldes de Ibiza", ha dicho Torres.

Entre otras cuestiones abordadas, el presidente ha anunciado la propuesta de elaborar convenios específicos para que el Consell pueda ayudar económicamente al mantenimiento de las carreteras supramunicipales, "sobre todo para municipios con poca población y presupuesto más reducido, como es Sant Joan, pero que tiene muchos kilómetros de carreteras locales de carácter supramunicipal".

Asimismo, se han ofrecido a los municipios los nuevos servicios de información en materia de vivienda que impulsa el Consell, cuyo objetivo es que las oficinas de los ayuntamientos puedan acoger estos servicios durante algunas horas a la semana.