El rector de la US, Miguel Ángel Castro, durante un desayuno informativo
El rector de la US, Miguel Ángel Castro, durante un desayuno informativo EUROPA PRESS

El rector de la Universidad de Sevilla (US), Miguel Ángel Castro, ha solicitado de la administración la posibilidad de poder invertir un remanente no afectado de unos 40 millones de euros de un sobrante económico no gastado por la institución por imposibilidad normativa, gran parte del cual se encuadra en el marco de las transferencias realizadas por la Junta de Andalucía.

Tanto la petición, que Castro justifica con el razonamiento de que se trata de "dinero ahorrado con esfuerzos por la Universidad de Sevilla", como la parálisis del proceso para la implantación del nuevo modelo de financiación -una vez que la situación, eso sí, se ha saneado y alcanzado el "equilibrio" en las liquidaciones-, respecto al cual se manifiesta "a la espera" y con expectativas de un programa plurianual "que dé suficiencia" y con un plan "atractivo" de incentivos, son las principales novedades del apartado de tesorería y financiación de la sede académica, según ha precisado el rector en un desayuno informativo.

En el mismo, Castro ha ofrecido un balance de su mandato como rector cuando se cumple el ecuador del mismo -dos años- desde su llegada al puesto, al cual ha asegurado que se volvería a presentar si tuviera la oportunidad de retrotraerse de nuevo a ese momento.

La "normalización" del gobierno ejecutivo de la US, con la reforma estatutaria y del Reglamento General Electoral para culminar en el reclamado acompasamiento de mandatos, ha sido el principal logro que en materia de gobernanza ha alcanzado el equipo de Castro, que sí echa en falta una mayor participación del sector C de los claustrales (estudiantes), que tilda de "fundamental" en el sentido de que las propuestas y reivindicaciones del segmento del alumnado serían así "mucho más sólidas".

El rector, en este sentido, asegura no conocer con exactitud las razones del bajo nivel de participación estudiantil en este tipo de órganos. Aunque las esperanzas de revertir la situación, asegura "no son muy altas", no quería que le "quedase en la conciencia no haber actuado", por lo que desde la US se han activado medidas como el I Plan de Participación Estudiantil o becas específicas para fomentar la participación de este sector.

Por otro lado, y siguiendo con los alumnos, la universidad ha aumentado el número de becas y ha visto como un "importante" porcentaje se ha visto beneficiado de la bonificación de matrículas de la Junta, con unos diez millones que la administración autonómico ha transferido en tiempo y forma.

El respaldo obtenido por la Hispalense en segmentos económicos y sociales de importancia, el haber superado la renovación de acreditación en un 91 por ciento del total de la oferta del catálogo de títulos o el aumento de la actividad relativa a las titulaciones internacionales suponen asimismo un cuadro definitorio de la US como primera universidad andaluza más demandada para el estudio de títulos, con más de 18.000 solicitudes en primera opción y la nota de corte más alta en la mayoría de carreras.

MÁS PRESENCIA QUE HACE UNA DÉCADA

Castro, a este respecto, ha expuesto que, a pesar de una constatable y progresiva reducción de alumnado, la misma está "muy por debajo" de la media del sistema público y "muchísimo más por debajo" del privado. Así, habiendo descendido en un 10 por ciento la población universitaria en la última década, en un 6,6 por ciento en la pública y en un 12 por ciento en la privada, en la Universidad de Sevilla el índice se situaría en un 4,6 por ciento, dándose el caso de que porcentualmente la US tiene más presencia ahora que al inicio de la década.

El rector ha justificado dicha reducción del estudiantado en razones demográficas y de afección al tamaño de la oferta global por los cambios en la duración de la misma. Asimismo, ha rechazado la posibilidad de comparación con los datos de la Universidad Loyola Andalucía (privada), cuyo crecimiento es natural al partir de cero desde su reciente creación. Con todo, ha recordado que de cada tres euros que capta el sistema andaluz del Plan Nacional uno va destinado a la US y ha afirmado no estar de acuerdo con que la institución "ha perdido atracción".

"SALTAR DE PELDAÑO" EN LOS RANKINGS

En lo tocante a la representación de la Hispalense en los principales rankings internacionales, como Shangai o QS, Castro manifiesta que los resultados han sido positivos en tanto que mejoran las cifras anteriores, aunque no se han cambiado las horquillas. "Tenemos que saltar de peldaño", ha resumido, aseverando que trabajará para que la presencia de la US en estas clasificaciones sea la mejor, "lo midan como lo midan".

Para ello, ya se ha iniciado la captación de "savia nueva" mediante las becas Ramón y Cajal y Juan de la Cierva, o de asociados que son profesionales altamente citados -uno de los principales criterios de medición en Shangai- y que pueden así vincularse ya a la Universidad de Sevilla.

En investigación y transferencia, la US sigue mostrando un "músculo fuerte", siendo la tercera universidad española en número de patentes -sólo por detrás de las Politécnicas de Madrid y Cataluña- y la primera en producción de patentes internacionales. La alianza con el CERN, la colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) o la duplicación en los últimos años del número de cátedras de empresa son algunos de los logros de este ecuador del mandato.

En cultura, la US sigue trabajando en la catalogación del patrimonio de cara al anunciado proyecto museístico de la institución. La restauración de la Iglesia de la Anunciación, propiedad de la sede académica, es otro de los asuntos en el candelero.

En cuanto a los colectivos, con las 447 plazas de personal docente e investigador (PDI) de 2017, y con las previsiones de 2018, todos los acreditados a catedrático tendrían opción este mismo año de optar a plaza, con lo cual se eliminaría la lista de espera. Con esta misma velocidad, los acreditados a titular podrían hacer lo propio con el presente mandato rectoral como horizonte.

Castro, en este sentido, también ha mencionado los acuerdos en la sectorial andaluza de PDI que permitirán que ningún profesor tenga una carga docente por encima de 24 créditos, el reconocimiento de quinquenios y sexenios para el personal laboral o la inclusión del complemento autonómico en las nuevas ofertas.

RECHAZO A LA PROMOCIÓN POR ADAPTACIÓN

Respecto a figuras laborales problemáticas, el rector de la US ha expresado su rechazo a la fórmula de la normalización por adaptación de contratados doctores interinos -unos 80, de los cuales más de 30 ya han solicitado participar en el procedimiento a contratado doctor: Castro espera dar solución a esta situación en el presente ejercicio- por dar valor al proceso de promoción y por evitar la imagen de "endogamia", apostando en su lugar por dar garantías en el proceso para la normalidad en la salida de las plazas.

También se pretende normalizar este año los casos de 'falsos asociados' -personal contratado bajo esta figura contractual y sujeto a las precariedades de la misma a pesar de no encuadrarse en la concepción con la que fue creada- y personal sustituto interino (PSI). "Ya no se dan este tipo de contrataciones, aunque aún quedan los que entraron así", recuerda.

La aprobación de la actualización del protocolo antiacoso -con "leves" variaciones, adelanta el rector- en el primer Consejo de Gobierno que se convoque o, en materia de infraestructuras, la inauguración la próxima semana del nuevo Citius 'Manuel Losada Villasante' o el cumplimiento de los plazos para el nuevo Cateps de la Cartuja, asegurando que la negociación del enclave para el nuevo aulario no influirá en un retraso del proyecto, son otros de los puntos mencionados por el rector en su balance.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.