Fuentes jurídicas cercanas al caso han confirmado a Europa Press que para alguno de los acusados ya contaba con una orden de busca y captura. La vista ha quedado suspendida.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicitaba una suma de 33 años y seis meses de prisión para los seis. En su escrito explicaba que los acusados, todos sin trabajo conocido, se instalaron en Oviedo, exigiendo a otros ciudadanos rumanos que trabajaban la entrega de cantidades de dinero, diciéndoles que, si no accedían, tanto ellos como sus familias sufrirían agresiones.

Consulta aquí más noticias de Asturias.