Ritmos al son de los bichos y los sátanicos
ElBicho llega Córdoba para presentar su tercer trabajo discográfico.

El Bicho llega a Córdoba con ganas de dar caña. Juventud y mucho desparpajo no le falta a este grupo y después de dos álbumes a sus espaldas ya no tiene que demostrar que a la gente le gusta su música. Su trayectoria les ha llevado desde la calle hasta el tercer disco que presentan, ElBicho VII, rumbo a las estrellas, que explora las esencias que les han hecho célebres: bohemia arrebatada y psicodelia a flor de piel, quejío flamenco, que rompe con las normas establecidas y se salen de los raíles en el tren de la locura. Para los que todavía no conozcan a ElBicho, se puede decir que su cabeza principal, Miguelito, es un híbrido entre Camarón y Robe Iniesta de Extremoduro, con arranques geniales de puro nervio. Este particular showman es un animal escénico, paladín de una orquesta de músicos callejeros de gran nivel, que ya nada tienen de callejeros: como Víctor Iniesta a la guitarra, Carlos Tato al bajo, y el flamante fichaje del cordobés Mario Díaz (de los Aslándticos), a los teclados. En los tiempos que corren, nada propicios para la libre creación, este grupo sube un escalón en pos del arte de verdad, a favor de los ritmos que salen del corazón pero también de las vísceras. En Córdoba tendrán como artista invitado a los chicos de Satán González, que serán los encargados de calentar motores antes de la actuación.

* Pabellón Vista Alegre. Avda. del Aeropuerto, s/n. Hoy. Precio: 18 euros.