Sector oeste del anfiteatro de Itálica.
Sector oeste del anfiteatro de Itálica. EUROPA PRESS

La Consejería de Cultura ha adjudicado a la empresa Estudios y Ejecuciones S.A. el proyecto promovido para actuar en el sector oeste del anfiteatro del conjunto arqueológico de Itálica, enclavado en Santiponce (Sevilla) y donde descansan las ruinas de la ciudad donde nacieron los emperadores Trajano y Adriano, y así "frenar el deterioro" que sufre esta zona del monumento por la meteorología y los lodos y fangos procedentes de la laguna cercana.

La memoria técnica de este proyecto de actuación, recogida por Europa Press, recuerda la decisión de cerrar al circuito de visitas turísticas este sector del anfiteatro romano de Itálica, joya indiscutible del recinto arqueológico, a cuenta de su "grave estado de conservación".

Y es que según se detalla en este documento técnico, el sector oeste del anfiteatro, correspondiente a la denominada Puerta Libitinaria, está marcado por la presencia de "trozos de bóvedas y de graderío volcados unos sobre otros" y como consecuencia del viento y el agua, dichos elementos arquitectónicos sufren "disgregaciones de mortero y desprendimientos de mampuestos".

Tal extremo, siempre según la memoria de actuación, implica un "peligro a corto plazo" de que la situación empeore y se produzca una "rotura y caída de algunos de estos elementos inestables de gran tamaño".

"MATERIALES EN ALUVIÓN"

De otro lado, el estudio técnico que sostiene este proyecto aborda la ladera que separa el sector oeste del anfiteatro romano de la laguna artificial del conjunto arqueológico. Y es que el "depósito continuado de materiales de aluvión" procedentes de la laguna y la ladera ya obligaron en 2005 a instalar un "sistema de drenaje que encauza la evacuación de las aguas a través de las cloacas romanas", para impedir que el agua del embalse afectase al monumento.

En ese sentido, la memoria del proyecto da cuenta de que a lo largo de los últimos años, la citada ladera ha experimentado "deslizamientos" de tierra, extremo que los técnicos atribuyen a que la actuación acometida en 2005 no incluyó "tratamiento vegetal" alguno y el sistema de alcantarillado instalado aquel año resulta ya "insuficiente" para contener el agua y los sedimentos y evitar que los mismos alcancen el sector oeste del anfiteatro.

Es más, el propio documento señala que los "lodos y fangos" que han alcanzado este sector del monumento han acabado haciendo "intransitables" algunos espacios del entorno de la puerta Libitinaria, actualmente cerrada a las visitas turísticas.

"FRENAR EL DETERIORO"

Precisamente por ello, este proyecto adjudicado a Estudios y Ejecuciones S.A. está diseñado para "frenar el deterioro" del sector oeste del anfiteatro, consolidando los elementos arquitectónicos de la puerta Libitinaria y reforzando y mejorando el sistema de drenaje instalado en 2005. Las actuaciones, según la información recogida por Europa Press, han sido contratadas por 329.000 euros y están financiadas al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Se trata de una de las actuaciones de mayor envergadura impulsadas en este emblemático conjunto arqueológico, sobre el que pesa por cierto un proyecto de candidatura a la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

La iniciativa está promovida por la Unión Cívica del Sur (Civisur) y se fundamentaba principalmente en el papel de este asentamiento como "ensayo" del proyecto político de la antigua Roma, al tratarse de la primera ciudad creada por Roma en Hispania y fuera de la Península Itálica, siendo además "la cuna de los emperadores Trajano y Adriano".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.