Toros y vacas pastando en el campo en una imagen de archivo.
Toros y vacas pastando en el campo en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Según Asaja Extremadura, el Ejecutivo regional "tiene previsto recaudar por anticipado" el dinero que a va destinar a paliar los intereses de los créditos por los efectos de la sequía anunciados el pasado viernes en un convenio firmado con once entidades bancarias.

"En concreto, y por primera vez en la historia del campo extremeño, la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Política Agrarias y Territorio, va a cobrar a los ganaderos extremeños por la expedición de los documentos de identidad de los animales vacunos que nazcan en sus explotaciones, los conocidos popularmente como DI", ha dicho la organización agraria en nota de prensa.

El presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, ha criticado que "en un año de fuerte sequía, con los ganaderos con la soga al cuello, esta decisión de la Junta de Extremadura va a colaborar a la ruina del sector mediante el cobro de una tasa que nunca se había aplicado".

Para García Blanco, "la Junta aplica un impuesto revolucionario para sacar así el dinero de forma anticipada que luego promete dar por otro lado a los ganaderos que se acojan a los préstamos por la sequía".

Asimismo, ha explicado que "a partir de ahora si un ganadero tiene la suerte de que una vaca para un ternero deberá de hacer frente primero a una tasa de 2,84 euros por servicio administrativo; acompañada de 0,10 euros por la impresión del documento".

"Y si además quiere recibir el documento en su domicilio, deberá abonar otra cantidad extra de 5,72 euros en concepto de gestión de correos", ha añadido el presidente de Asaja Extremadura, quien ha afirmado que "por lo tanto, el alta de un ternero puede llegar a costar un total de 8,66 euros".

"AFÁN RECAUDADOR"

De este modo, "para comprobar hasta qué punto llega el desmedido afán recaudador de la Junta de Extremadura", Ángel García Blanco ha dicho que "en la región, según los datos oficiales de 2017, existen 484.027 vacas de carne y 4.746 de leche".

"Esto supondrá un número de operaciones de alta de terneros de manera individual próximo a los 415.000 anuales; si computamos una media de 4 altas por servicio administrativo estaríamos hablando de 103.750 operaciones en total", ha apuntado.

Asaja Extremadura hace hecho la "salvedad" de que "se pueden agrupar las inscripciones", pero ha añadido que "también hay que tener en cuenta que existe la obligación de darlos de alta en un periodo relativamente corto, por lo que se puede calcular una media de cuatro animales por solicitud".

"Si no envían los documentos a casa del ganadero, la inscripción va a suponer una recaudación de 3,24 euros por operación para una recaudación total de 336.150 euros", ha agregado la organización agraria, que además ha indicado que "si los documentos se mandaran a casa y no se recogiesen en los servicios de las oficinas veterinarias de zona, el coste subiría a 8,96 euros por operación".

"Esta cantidad multiplicada por 103.750 operaciones harían un total en concepto de impuesto revolucionario de 929.600 euros anuales", ha señalado Asaja Extremadura, quien ha añadido que esta es "una cantidad muy aproximada" a lo que "ha prometido la Junta abonar" en el pago de los intereses por los préstamos de la sequía, que la organización agraria ha indicado que alcanzan "4 millones de euros en cuatro años".

Consulta aquí más noticias de Cáceres.