Proyectiles de rock sureño
Los incombustibles integrantes de Obús estarán en Valencia.
En los años ochenta el heavy metal vivió su época dorada y se gestó la banda más representativa del panorama musical español: Obús, que fue, junto con Barón Rojo, el grupo más cañero de aquel momento.

Sin embargo, el grupo quedó aparcado a principios de los noventa, porque la popularidad del heavy cayó, pero no se rindieron y en 1996 regresaron a los escenarios.

Poco a poco volvió a surgir el interés por este género y, en absoluto silencio, los miembros de Obús comenzaron a componer nuevos temas para su nuevo disco, que salió a la calle en el año 2000, sorprendiendo a los más escépticos con su impresionante Desde el fondo del abismo, un compacto lleno de fuerza y rabia, con unas canciones que demuestran que se encuentran en plena forma, sabiendo que la veteranía es un punto a su favor. Después llegaría Segundos fuera y más recientemente un doble disco recopilatorio que reúne todos sus éxitos.

Energía y madurez

Francisco Laguna, a la guitarra; Juan Luis, en el bajo, y la voz de Fructuoso Sánchez, Fortu, intentarán demostrar esta noche, con la ausencia de Fernándo Sánchez sobre el escenario (se encuentra actualmente convalenciente tras una operación), que su heavy sigue siendo material incombustible.

* Sala Mirror: San Vicente, 200. Hoy, a las 21.30 h. Son 18 euros. Entradas en el portal de Internet www.ticktackticket.com

Sherpa abrefuego


El grupo liderado por José Luis Campuzano, el que fuera bajista de Barón Rojo durante la década de los ochenta, será uno de los teloneros de los duros Obús. Allí presentarán El rock me mata, un disco en directo (grabado en 2006 en la sala Copérnico de Madrid) que llega tras el debut del grupo en 2004 con Guerrero en el desierto. Con ellos estarán los valencianos Parking Fox.