Los mercados de abastos abren el domingo para las últimas compras
Leandro Hernández. Restaurante Boxing.
No sólo las grandes superficies abrirán el domingo. Los mercados municipales también tendrán sus mostradores abiertos (de 10 a 14 horas) para sus clientes habituales  y para quienes dejan la compra para el último día.

«Igualmente se puede comprar el sábado y el lunes, pero siempre hay clientes que trabajan esos días y les puede venir muy bien», aseguran los tenderos.

Pero todos no abrirán. Tienen permiso, pero no están obligados. Entre ellos hay diversidad de opiniones: «Yo creo que es un día en el que viene mucha gente, se hacen bastantes encargos y compras de última hora; si puedo hacer un poco de caja...», piensan en pescados Fernando Puertas; otros, como en Frutas Sánchez, son más partidarios de que los domingos se han hecho para descansar: «Trabajo mucho todo el año y ese día está reservado para pasarlo con mi hija; además, queda todo el lunes. Sé que el domingo no va a venir casi nadie», dicen.

Descansos aparte, el tipo de productos que se venden influye mucho en la decisión. Mientras que las carnes y pescados son fáciles de conservar en cámaras, las frutas y verduras se estropean con mayor facilidad.

«Yo también pienso en el cliente, y el domingo no hay mercado central donde comprar el género, ¿qué hago?, ¿vendo fruta pasada?, porque en estas fechas es muy difícil calcular», nos cuenta una de las fruteras que más años lleva en el mercado del Val.

El consejo del experto

Leandro Hernández. Restaurante Boxing.

«Hervir 30 segundos...»

«Lo mejor para congelar nécoras, bueyes y centollos es cocerlos en agua, sal marina y una hoja de laurel. Después se dejan enfriar envueltos en papel de plata y dentro de una bolsa de plástico. Nunca a menos de 18 grados (la nécora cocerá 4 minutos, una vez que el agua ya está hirviendo, y 20 minutos el buey y el centollo).

Para descongelarlo se saca entre 24 y 36 horas antes de servirlos y se colocan en la zona de verduras de la nevera. Están listas para servir, aunque se pueden volver a hervir durante 30 segundos antes de poner en la mesa.

Para las cigalas y langostinos, que ya vienen congelados, lo mejor es, después de cocerlos, dejarlos reposar en un recipiente con agua, hielo y sal (5 minutos la cigala y media y 2 minutos los langostinos). Así se pelarán mejor y la carne estará más compacta».