El operativo de vialidad invernal desplegado por la Consejería de Obras Públicas ante el temporal de nieve que afecta desde ayer a la Comunidad Autónoma ha permitido mantener abiertos los accesos a Liébana por el puerto de Piedrasluengas, que era la principal preocupación del Gobierno de Cantabria debido a que el acceso por La Hermida se encuentra cerrado, provisionalmente, por las obras que el Ministerio de Fomento está realizando en el puente de Lebeña.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, junto con el resto de su equipo, está coordinando el dispositivo desde que comenzó la alerta y en permanente contacto con los alcaldes de las zonas afectadas para garantizar la circulación en la red de carreteras autonómica, ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

El principal foco de actuación se centra en la carretera CA-184, que discurre de Ojedo a Piedrasluengas, y en la CA-28, de Piedrasluengas a Puentenansa, donde desde ayer por la tarde y hasta las 08.00 horas del día de hoy han estado trabajando intensamente tres camiones cuña quitanieves con esparcidor de fundentes, un tractor cuña con esparcidor de fundentes y una máquina turbo-fresa para mantener abierta la carretera durante toda la noche con nivel amarillo.

Esta circunstancia ha hecho obligatorio el uso de cadenas en los dos últimos kilómetros del puerto, salvo a los vehículos con neumáticos de invierno o todorreno, que han podido pasar con normalidad.

El dispositivo para el día de hoy, que está en funcionamiento desde las 08.00 horas, consta de dos camiones cuña quitanieves con esparcidor de fundentes, un camión cuña quitanieves con esparcidor de fundentes y una máquina turbo-fresa.

Actualmente, el acceso a Liébana por esta zona requiere el uso de cadenas desde el punto kilométrico 16 al 25,50, en el tramo que discurre de Potes a Piedrasluengas, y desde el punto kilométrico 23 al 32, en la carreta de Puentenansa. Del mismo modo, se permite el paso a los vehículos con ruedas de invierno o todoterrenos.

En cuanto al resto de carreteras de la red autonómica, con excepción de los puertos de Lunada, La Sía, Estacas de Trueba y Palombera, que todos los años se cierran en época de nevadas, la totalidad de los servicios de vialidad invernal están trabajando "con absoluta normalidad para garantizar la circulación en las carreteras cántabras", ha asegurado el Ejecutivo.

Ante el temporal de nieve que azota en las últimas horas a la Comunidad Autónoma, que mantiene activo en estos momentos el nivel de alerta por nevadas intensas, el Gobierno de Cantabria ha desplegado todos los recursos disponibles para garantizar el normal funcionamiento en las carreteras autonómicas. El dispositivo se movilizó en la jornada de ayer y se mantendrá hasta que se normalice la situación.

No obstante, el Ejecutivo cántabro recomienda, antes de viajar, consultar el estado actualizado de la red autonómica en la página www.carreterasdecantabria.com.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.