De esta forma, González Byass rememora la primera vuelta al mundo realizada por Magallanes-Elcano, que embarcó varias botas de vino de Jerez, como consta en el libro de bastimentos que se conserva en el Archivo de Indias.

Según informa la bodega jerezana en una nota, este Palo Cortado recorrerá los mares a bordo del Buque Escuela de la Armada, recuperando la tradición del pasado que consistía en el envío de botas a navegar por el mundo para lograr un Jerez único y de mayor calidad.

Estos vinos, conocidos como de 'Ida y Vuelta', fueron muy populares en el comercio de ultramar llegando a quintuplicar su precio al regresar a Cádiz. La notable mejora en sus cualidades organolépticas y singularidad, se debía a factores como la temperatura, la presión y, sobre todo, el vaivén continuo de las olas del mar.

Tras esta travesía conmemorativa que concluirá en Cádiz allá por el mes de agosto, el vino alcanzará su cénit. Esta joya de colección será embotellada por González Byass, que recupera la tradición histórica de embarcar vinos en las largas travesías y rinde homenaje a los marineros que dieron la vuelta al globo por vez primera en el siglo XVI.

El vino XC Palo Cortado, seleccionado para este homenaje, es un vino fino y elegante, de color ambarino y tonos cobrizos ligeramente anaranjado. En nariz es intenso, complejo, con notas yodadas y salinas, acetales y fina ebanistería. En boca es un auténtico cañón pleno de potencia, amplitud y persistencia, seco y muy equilibrado entre la acidez y el amargor, con un paso fino y directo. En palabras de Antonio Flores, enólogo de González Byass, es un vino "que ha alcanzado la plenitud y está a un paso de la gloria".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.