La subdelegada del Gobierno, Asunción Grávalos.
La subdelegada del Gobierno, Asunción Grávalos. SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

La subdelegada ha insistido en que estas obras permitirán solucionar problemas estructurales detectados en el inmueble, mejorar la accesibilidad y atención a los ciudadanos, así como recuperar el esplendor original del edificio.

En este sentido, según ha informado la Subdelegación en una nota de prensa, Grávalos ha tenido la ocasión de analizar, junto a los técnicos, el plan de actuaciones que se va a llevar a cabo dirigido a permitir el paso de los peatones y la instalación de los palcos de Semana Santa en este tramo de la Gran Vía.

"El compromiso de la Subdelegación con el Consejo de Hermandades es claro y así está recogido en la planificación de la obra: para Semana Santa el tramo de la Gran Vía afectada por las obras estará libre para la instalación de los palcos y el paso de los ciudadanos", ha asegurado la subdelegada.

Éste es uno de los asuntos tratados, una vez finalizada la visita, en una reunión en la que han participado, además de la subdelegada, técnicos del Servicio de Arquitectura del Ministerio, responsables de la obra y representantes de la empresa adjudicataria.

Este encuentro ha servido para abordar dificultades técnicas que han surgido en estos meses de trabajo y tratar de agilizar las actuaciones de cara a cumplir con el plazo de ejecución previsto.

EL PROYECTO

El proyecto de reforma y rehabilitación de la Subdelegación del Gobierno tiene como objetivo principal ejecutar soluciones de futuro a las patologías detectadas en el forjado de planta baja y a los deterioros que sufren los arcos de los soportales de la Gran Vía.

De forma paralela, las obras van mejorar su accesibilidad y su funcionalidad de cara a los ciudadanos, ya que los trabajos se concentran en la planta baja donde se ubican la Oficina de Atención al Ciudadano y Sanciones, dos dependencias con gran volumen de usuarios y que prestan servicios esenciales de la Administración General del Estado.

Asimismo, la ejecución de las obras hará posible que este edificio histórico, ubicado en pleno centro de la capital onubense, pueda mostrar una fachada rejuvenecida y recupere su esplendor y simetría iniciales. Para ello, se eliminará una puerta actualmente inutilizada, que se abrió en su día para dar entrada a la Oficina de Información y Turismo; se restablecerá una ventana, según el diseño primitivo del edificio; y se llevará a cabo una renovación y reconstrucción de los relieves de la fachada.

Para mejorar la accesibilidad del edificio por la puerta principal, el proyecto contempla que la entrada principal quede a nivel del suelo y se eliminen las escaleras que hay actualmente dando a los soportales de Gran Vía. Nada más pasada la puerta, se accederá al vestíbulo a través de escalones interiores o mediante un elevador.

Gracias a estos trabajos, la Subdelegación se convertirá, además, en un nuevo foro cultural y social, al hacer de su actual sala de prensa y patio interior un escenario abierto a conferencias y actos públicos, al tiempo que se recupera una antigua galería que podrá acoger exposiciones de todo tipo.

Por último, se acometerán obras de reparación y actuaciones puntuales en plantas primera, segunda y tercera. Entre otros trabajos, mejoras en las instalaciones de agua, electricidad y saneamientos, así como de climatización y ventilación. También se van a ejecutar labores de reparación de carpinterías interiores y pintura, y de mejora en los sistemas de protección contra incendios y alumbrado de emergencia.

Consulta aquí más noticias de Huelva.