En rueda de prensa, el concejal del PP Rafael Belmonte ha asegurado que el proceso de aprobación del presupuesto esta año es "un esperpento, a pesar de que el alcalde prometió que este año no se repetiría el lío". "No puede presentar números cerrados para que la oposición presente enmiendas sin haber negociado antes y sin contar con apoyos suficientes, por lo que sólo él es el responsable de esta locura y de este proceso caótico", agrega, asegurando que el PP se ha ofrecido a Espadas "mil veces" y con un "presupuesto alternativo".

Afirma que en la votación de enmiendas presentadas por PSOE, Cs, Participa e IU en la Comisión de Hacienda se quedaron fuera "muchísimas", mencionando "gastos de funcionamiento en colegios, para vestuario de bomberos, del personal del cementerio, inversiones en vehículos de Parques y Jardines, para atención a mujeres vulnerables, a estudios de mejora y eficiencia energética, renovación de instalaciones de bomberos, ayudas a personas con discapacidades, actividades culturales en los Distritos o becas y ayudas para viviendas de jóvenes".

A esto suma que las enmiendas que prosperaron de CS, IU y Participa se introducirán "mediante reducciones en partidas, como más de un millón a reducir en Seguridad Social de contratos a los que ya se renuncia, 300.000 euros de gastos del Instituto Municipal de Deportes (IME), 355.000 de inversiones en edificios municipales y 400.000 de luz en edificios

municipales, 1,2 millones de agua de edificios municipales, 300.000 euros menos para luz de alumbrado público y 200.000 menos para la mejora de la eficiencia energética de dicho alumbrado.

También, apunta a "360.000 euros que se reducen de inversiones en mercados y 40.000 de gastos para su conservación, 130.000 de carburante de vehículos, 45.000 euros menos para inversiones de Protección Civil, 150.000 menos para gastos de conservación de los colegios, sustraen 50.000 para la mejora de los mercadillos, 280.000 quitan de invertir en la imprenta municipal y 80.000 de inversiones de reposición del tráfico.

"Es un presupuesto Frankenstein que no responde a un modo de entender la política, a una forma de organizar la gestión municipal, a un modelo de ciudad, sino a intentar contentar a partidos de diversa índole, que son minoría, y que ni tan siquiera se sabe si apoyarán el presupuesto o no, salvo Cs que dice que sí a todo", recalca.

Insiste en que si Espadas "hubiera querido y se hubiera reunido con el PP en septiembre, antes de presentar nada, ya tendríamos aprobado el presupuesto definitivamente". "En todo caso, aún es posible si hay voluntad, que dejen de engañar con los plazos", añade.

Afirma que si cierra las negociaciones el lunes, elabora los nuevos documentos "en tres o cuatro días" y celebra la Comisión de Hacienda podría el 5 de marzo, el presupuesto podría aprobarse inicialmente el día 15 de marzo, un día después de cuando se aprobó el del año pasado. "Estamos dispuestos a hablar de nuevo en beneficio de los sevillanos, pero no para el beneficio propio de Espadas", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.