Encuesta movilidad UIB
Encuesta movilidad UIB UIB

Según ha explicado este jueves en una nota informativa el centro universitario, tras analizar los resultados la UIB impulsará medidas para potenciar el uso compartido de vehículos y las zonas para peatones.

La encuesta evidencia que el uso global del transporte colectivo logra la cifra del 32 por ciento frente al 64,9 por ciento de los desplazamientos en coche. Asimismo, el 1,6 por ciento utiliza la moto, el 0,5 por ciento la bicicleta y el 1 por ciento va a pie.

Dentro del transporte colectivo, el autobús de la EMT es el medio prioritario, con un 16,8 por ciento de los desplazamientos, seguido del metro, con un 13 por ciento. Respecto al año 2012 ha disminuido el uso del transporte público en un 4 por ciento.

Asimismo el 43,1 por ciento de los miembros de la comunidad universitaria combinan para su desplazamiento cotidiano varios medios de transporte, lo que significa una mejora en la tendencia del uso de transporte público en casi 5 puntos porcentuales respecto de 2012.

En cuanto al transporte en coche, los desplazamientos con un solo conductor son mayoritarios, con un 75,4 por ciento. De forma que el índice de ocupación se sitúa en 1,38 personas por coche. Por colectivos, los estudiantes son los que más comparten coche, y por municipios, los habitantes con peor acceso al transporte público son los que tienden a compartir más el coche.

Las razones fundamentales para no acceder en el campus en transporte colectivo son la carencia de oferta de origen (25,4 por ciento) y la duración del trayecto (25,5 por ciento). La frecuencia también y la incomodidad/saturación también son relevantes.

El motivo principal para no acceder en el campus en bicicleta por parte de todos los colectivos universitarios es la excesiva distancia del trayecto (50,5 por ciento), seguido de la inseguridad del itinerario (16,6 por ciento) y no tener bicicleta (14,4 por ciento).

La encuesta se ha realizado sobre una muestra de 2.666 usuarios de un total de 14.814 personas, entre alumnos (88,6 por ciento), profesores y personal investigador, así como personal de administración y servicios.

El objetivo del estudio es seguir la evolución de los hábitos de movilidad y poder actuar en las medidas que se consideren adecuadas hacia una mayor sostenibilidad en el transporte al campus.

Para mejorar la movilidad, el vicerrector de la UIB, Antoni Aguiló, ha explicado que se está trabajando la creación de nuevas zonas para peatones y la promoción del uso del coche compartido a través de la plataforma Fesedit, una red para conectar conductores que ya funciona en otras universidades e instituciones.

Además, para fomentar el uso, la UIB establecerá la manera de "premiar" a aquellas personas que la utilicen, por ejemplo, reservando aparcamientos para usuarios de coche compartido.