Edificios antiguos en la Plaza del Mercado de Logroño
Edificios antiguos en la Plaza del Mercado de Logroño EUROPA PRESS

Sáez Rojo ha realizado esta mañana un balance de la Ordenanza reguladora de la Inspección, en la que se establece "la obligatoriedad de realizar una inspección periódica en las viviendas con antigüedad superior a los 30 años para garantizar un correcto mantenimiento de los edificios, su estabilidad, seguridad y estanqueidad".

Sáez Rojo ha calificado como "muy positiva" la trayectoria de esta norma municipal, en la que se han implicado tanto los funcionarios municipales, como los profesionales del sector de la construcción y los propios vecinos de Logroño "en favor de la conservación y rehabilitación de los edificios y, en sentido más amplio, en la regeneración de nuestra ciudad".

El concejal ha incidido en la oportunidad de la aprobación de esta ordenanza que daba cumplimiento a la legislación estatal, "tanto para garantizar la seguridad y la renovación de los edificios más antiguos de Logroño como para reactivar un sector tan importante como la construcción que en aquel contexto de crisis económica estaba atravesando un severo bache".

"Por ello -ha continuado- el Ayuntamiento de Logroño se implicó en el cumplimiento de la ordenanza con dos líneas de ayudas: una para la realización de la inspección técnica y otra para subsanar las posibles deficiencias que pudieran aparecer en la inspección".

"Tanto vecinos como profesionales comprobaron que podían contar con su Ayuntamiento para cumplir una ordenanza con evidentes repercusiones para la ciudad: económicas, sociales, de regeneración urbana e incluso turísticas", ha recalcado Sáez Rojo.

LOS DATOS.

En palabras del concejal, "que la ordenanza ha sido oportuna se demuestra con los datos obtenidos en estos cuatro años". Así, desde la entrada en vigor de la ordenanza, en el año 2014, se han realizado más de 2.300 inspecciones técnicas, de las que 2.117 han sido de edificios incluidos en el padrón anual y 188, presentadas de forma voluntaria.

El grado de cumplimiento alcanza el 96 por ciento, al haberse presentado en estos años 2.117 actas de la ITE frente a la previsión total hasta 2017 que ascendía a 2.215 inmuebles.

De las ITEs realizadas anualmente según el padrón, en total resultaron favorables 1.032, mientras que 1.080 resultaron desfavorables. El concejal ha matizado que "en las actas desfavorables, los motivos mayoritarios suelen ser problemas en fachada y cubierta, seguidos por estanqueidad y estructura y, en menor grado, por seguridad constructiva".

De las ITEs desfavorables, 668 obtuvieron la correspondiente licencia de obras (el 62%) y, de hecho, 328 de ellas ya han obtenido el certificado de idoneidad tras subsanar las deficiencias encontradas en la inspección.

En cuanto a las ayudas para subsanar ITEs desfavorables, el edil ha recordado que se publican anualmente en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR) y entran en vigor al día siguiente de su publicación. Las solicitudes se estudian por riguroso orden de entrada hasta agotar el crédito presupuestario.

Pedro Sáez Rojo ha señalado que "los Presupuestos del Ayuntamiento de Logroño disponen para este ejercicio un montante de 500.000 euros para ayudar a subsanar deficiencias en edificios incluidos en el padrón de 2017". El plazo para solicitar esta ayuda comenzó el 30 de enero y finalizará el 12 de octubre a las 14 horas. Las bases y convocatoria fueron publicadas en el BOR nº 12, de 29 de enero de 2018.

El porcentaje de la ayuda es de un 35% del presupuesto protegible y en ningún caso la cuantía puede superar el importe máximo de 10.000 euros por promotor y edificio.

Desde la entrada en vigor de la ordenanza (sin contar la convocatoria de 2017, que está en proceso), se han concedido por las convocatorias de 2014, 2015 y 2016 un total de 188 ayudas por un importe global de 1.039.167 euros.

En cuanto a las ayudas para realizar la ITE de los edificios incluidos en el padrón de 2018, la convocatoria está pendiente de aprobación por parte de la Junta de Gobierno y el presupuesto disponible es de 200.000 euros.

El coste subvencionable es del 80% de la minuta del técnico encargado de la realización de la ITE, sin que supere la cantidad de 800 euros.

Por último, Pedro Sáez Rojo ha subrayado el servicio que presta la Oficina Municipal de Vivienda en materia de asesoramiento jurídico, económico y de información general a los particulares y a los representantes de las comunidades de propietarios para el correcto cumplimiento de esta ordenanza.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.