El Programa ofrece formación a jóvenes de entre 16 y 29 años que no estudian ni trabajan y se han inscrito previamente en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil. El PICE cuenta con financiación del Fondo Social Europeo.

Por Comunidades Autónomas, el mayor número de inserciones corresponde a la Comunidad Valenciana (609), seguida de Andalucía (429) y Castilla La Mancha (291).

Las empresas adscritas al Programa PICE reciben una ayuda a la contratación de los jóvenes que han completado la fase de orientación vocacional, el primer paso para mejorar las aptitudes profesionales. Esta ayuda es de 4.950 euros y se extienden a cualquiera de las modalidades de contratación previstas en la ley: indefinido, temporal, en prácticas o para la formación y el aprendizaje.

Asimismo, existen ayudas para emprendedores con el objetivo de fomentar el autoempleo, de forma que los jóvenes beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil que hayan pasado por el PICE y pongan en marcha una actividad empresarial o profesional reciben una ayuda de 1.800 euros.

PLAN DE MOVILIDAD

Además, durante 2017 se puso en marcha el Plan de Movilidad del PICE, un programa que facilita la realización de prácticas laborales en países de la Unión Europea. El plan permite mejorar las competencias lingüísticas, desarrollar las capacidades profesionales y personales y mejorar la empleabilidad. 37 jóvenes han realizado ya prácticas en el extranjero a través de este Plan.

El Programa PICE está diseñado a medida de las necesidades de los jóvenes y de las más 3.100 empresas adheridas al mismo, que pertenecen a sectores como la hostelería, el comercio o la industria manufacturera.

Desde su lanzamiento en 2015, 71.963 jóvenes se han inscrito en el programa PICE, 60.572 de ellos han recibido la formación básica a través de la Orientación Vocacional, 30.636 han continuado con la Formación Troncal y 23.807 han realizado los cursos de Formación Específica. Cerca de 3.000 jóvenes (2.768) han accedido al mercado laboral.

Las empresas adheridas al PICE adquieren un compromiso con el empleo juvenil y acuden a la Cámara de Comercio de su demarcación cuando necesitan cubrir un determinado puesto de trabajo. Allí encuentran jóvenes formados específicamente para cubrir esa demanda.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.