Manuel Toharia y Sande
Manuel Toharia y Sande COLEGIO DE MÉDICOS

Así, según explicó el científico, un litro diario de té aporta entre 15 y 20 miligramos de muy diversos antioxidantes que resultan esenciales para la salud, mientras que el café, que debe tomarse con más mesura por su exceso de cafeína, lo que puede producir insomnio o nerviosismo, aporta menos antioxidantes pero no por ello deja de ser una bebida recomendable.

El té es la segunda y el café la tercera de las bebidas más consumidas en el mundo, por detrás del agua.

Toharia hizo estas consideraciones en su intervención en las Jornadas de Gastronomía y Salud que organiza el Colegio de Médicos de cantabria, en colaboración con Igualatorio Cantabria y la Academia de Gastronomía de Cantabria, en las que habló sobre 'Los antioxidantes del té y del café: ¿panacea o leyenda urbana?'.

El científico, que fue presentado por el presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Javier Hernández de Sande, destacó que en los últimos tiempos son innumerables las referencias a los "indudables" beneficios de las sustancias antioxidantes, que suelen presentarse como auténtica panacea a la mayor parte de los grandes males actuales, desde el cáncer hasta el envejecimiento.

Así, señaló que los antioxidantes están de moda, sobre todo de cara al gran público gracias al eco obtenido en los medios de comunicación, que difunden las bondades de estos productos químicos naturales que podrían ser considerados "una especie de panacea anti-enfermedad, anti-edad y anti-todo".

"Primero fueron algunas vitaminas como la E o la C, luego el betacaroteno precursor de la vitamina A, el resveratrol del vino tinto, los polifenoles de muchos vegetales y, en particular, los flavonoides que están en numerosas frutas y verduras de colores vivos... y, desde luego, en el té y también en el café", expuso Toharia para quien en todo ello "hay algo de mito y mucho de realidad".

"Nuestra adaptación al oxígeno del aire nos hace sensibles a este gas corrosivo, que sin embargo, la evolución nos ha enseñado a utilizar para nuestro metabolismo", matizó, "de ahí que existan, de forma natural, los antioxidantes que corrigen en gran parte los desperfectos de los radicales libres en los distintos procesos vitales".

No obstante, explicó que sin una dieta correcta, equilibrada, muy rica en vegetales y más bien pobre en alimentos de origen animal, podemos tener un exceso de oxidación en el organismo y eso conduce a numerosos problemas de salud.

MANUEL TOHARIA

Manuel Toharia trabaja actualmente como asesor científico de la Fundación Oceanogràfic de Valencia, después de haber sido director científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia durante 14 años.

Es miembro del Jurado de los Premios Princesa de Asturias de Ciencia y Tecnología, y del Consejo Asesor de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados, y ha escrito 45 libros de divulgación.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.