En el documento, remitido a Europa Press, el alcalde y también director del Colegio Público San Mateo de Salamanca ha señalado que "el escrito está pensado con carácter político, nunca como un ataque personal".

"Si alguno de los términos empleados en la carta ha ofendido a alguien, lo retiro y pido disculpas. En ningún momento ha sido mi intención ofender", ha añadido después de salir a la luz la misiva remitida al Senado por pedirle que cambiase el nombre de una calle con nomenclatura franquista.

En esa carta, remitida en diciembre a la Cámara Alta, Benito de Dios señalaba que el "claro fin" de la Ley de Memoria Histórica es "manipular la historia, enfrentar a la sociedad española y malgastar recursos públicos, la infame ley de memoria histórica(esa gran mascarada que más bien debería llamarse Ley de Mentira Histórica, o Ley de Memoria Histérica, o Ley de Resentimiento Histórico, etcétera) depuesta por un tal José Luis Rodríguez el Rojo", al que también llamaba "indigente mental".

En esta misma misiva, Juan Antonio Benito de Dios argumentaba que "si la institución del Senado que usted preside -en referencia a García-Escuder- no tiene otra cosa mejor que hacer y se dedica a perder el tiempo y los recursos que los ciudadanos se ven obligados a entregar son despilfarrados como éste, mejor es que esa institución se disuelva".

El alcalde y director del centro escolar salmantino continuaba la carta lamentando que la Presidencia del Senado se haga "portavoz" y "vocero" del senador de Compromís, Carles Mulet, que pidió el cambio de nombre de la calle en Pajares de la Laguna, del que decía que "pertenece a una pandilla de, salvo excepciones, vagos y maleantes, violentos y antisistema".

Consulta aquí más noticias de Salamanca.