Por ello, el anuncio que ha realizado esta mañana la propia alcaldesa, Cuca Gamarra, de restablecer las frecuencias anteriores de 30 minutos en algunas líneas sirve únicamente se convierte en una decisión para recuperar las frecuencias perdidas que ella misma realizó, han lamentado los 'socialistas' en un comunicado.

El acuerdo de hoy concreta que el coste para el Ayuntamiento de Logroño de esta medida ronda los 150.000 euros, una cifra que el PSOE "considera menor y, por tanto, no puede ser considerada como una excusa para que el Partido Popular recortara este servicio hace seis años y, de este modo, se perjudicara a los usuarios del transporte público, que ha perdido viajeros en los últimos años".

Además, el Partido Socialista recuerda que Gamarra "justificó entonces que este recorte en las frecuencias era por motivos económicos y aludió al importante ahorro que se iba a producir, aunque finalmente se ha comprobado que el coste real ha sido mínimo".

Los socialistas ya criticaron este recorte durante los domingos y festivos en las frecuencias de los autobuses urbanos que decidió el Partido Popular en 2012 y, por tanto, muestran su satisfacción tras conocer que Gamarra atenderá de una vez a las demandas de los logroñeses que reclamaban más frecuencias en los autobuses. De este modo, Gamarra "rectifica su error de hace seis años y ahora lo único que aprueba es restablecer a la situación anterior que heredó de un Gobierno municipal gobernado por el PSOE".

Por último, el PSOE quiere aclarar que la única línea que modificará sus frecuencias los sábados, pasando de 30 a 15 minutos, es la Línea 3 que une Villamediana con Las Norias, ya que el resto ya tenía establecido esta misma frecuencia.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.