Un tranvía circulando por Barcelona.
Un tranvía circulando por Barcelona. Twitter de TRAM Barcelona

El investigador David Rojas ha presentado este miércoles en la Comisión municipal de Estudio del Tranvía un estudio a propuesta de BComú, según el cual la calidad de vida y la seguridad ciudadana mejorarían con el tranvía por la Diagonal, porque "con la sustitución del coche por el tranvía se podrían evitar seis muertos anuales".

La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, ha pedido que se apoye políticamente el proyecto del tranvía por la Diagonal por ser la opción más beneficiosa para la sociedad.

Vidal ha asegurado que el Ayuntamiento apuesta por el transporte público y ha aludido al anterior mandato del PDeCAT diciendo que el actual Gobierno municipal está recuperando la inversión de TMB que "dejaron perder durante su mandato".

El economista Enric Llarch, a propuesta de ERC, ha criticado el proyecto del tranvía alegando que va contra la red de autobuses existentes, y que sustituir estos por vehículos eléctricos y mejorar la red ortogonal tiene "más beneficios ambientales, de transporte y velocidad, y un mayor ahorro económico y de tiempo".

El ingeniero Andreu Uliet -a propuesta del concejal independiente Gerard Ardanuy, Demòcrates- ha valorado las posibilidades de este tranvía y de introducir autobuses híbridos articulados y ha dicho que "el proyecto del tranvía por la Diagonal es la opción más solida a día de hoy" a largo plazo y en términos de capacidad y mejora, aunque sea una opción más cara que los autobuses.

La concejal Francina Vila (Demòcrata) ha criticado la metodología del informe, ha lamentado que hace falta una comisión técnica con los grupos municipales, y ha advertido de que "se tardaría 50 años en amortizar las obras del tranvía y nadie lo ha contabilizado".

El concejal de Cs Koldo Blanco ha cuestionado parte del informe de Rojas alegando que no tiene en cuenta el impacto de las personas que deben seguir usando el vehículo privado.

Jordi Coronas (ERC) ha pedido estudiar alternativas al tranvía para valorar las tasas de retorno y el impacto que tendría para los negocios en la Diagonal, ha acusado al Ejecutivo de enfocar su discurso a la opción que cree mejor, y ha pedido responsabilidad diciendo que el estudio del tranvía no puede ser como el de las plazas Lesseps y Glòries, "que se hacen mil veces y nunca gusta el resultado".

El socialista Daniel Mòdol ha afirmado que tomar la decisión sobre el tranvía es una responsabilidad política, y que el informe da poca información sobre la estructura económica y el impacto sobre la ciudad; sin embargo ha defendido que para el PSC "el tranvía sigue siendo la opción favorita".

Para Javier Mulleras (PP), el Gobierno municipal "parece que pide informes para vestir una decisión tomada por avanzado", ha criticado que no se contemplan las variaciones en las estimaciones de la demanda de usuarios del tranvía, y ha añadido que la diferencia con la alternativa del bus eléctrico es poca.

La concejal de la CUP Maria José Lecha ha recordado que Barcelona supera el 30% de concentración de nitrógeno en aire, una situación que ve alarmante y que "precisa soluciones drásticas", citando como ejemplos la ampliación de carriles bici y de las aceras con la intención de reducir el espacio para vehículos privados, ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.