Monitorización de la pisada para la prevención de caídas
Monitorización de la pisada para la prevención de caídas UPV

Esta iniciativa ha sido cofinanciada por el IVACE y cofinanciada por la UE a través de FEDER, según ha informado el IBV en un comunicado. El director de innovación en Valoración Biomecánica del IBV, David Garrido, ha explicado que eel sistema desarrollado en Instinto es una herramienta innovadora "de gran utilidad" ya que "al tratarse de un sistema portátil que pueda capturar y analizar datos cuantitativos de movilidad de manera eficiente, mejora la evaluación del riesgo para ayudar en la prevención y detección de caídas en personas mayores".

Mediante la integración de sensores en la ropa, permite la medición continua del usuario, proporcionando información sobre distintos aspectos funcionales: marcha, equilibrio, potencia muscular, entre otros, pudiendo realizar una evaluación en tiempo real del estado físico del usuario.

Este sistema está compuesto por diferentes dispositivos electrónicos integrados en textiles para la adquisición de señales biomecánicas, el software de comunicación con la plataforma web y la página que permite el acceso a la información, tanto por parte del usuario, como de los profesionales clínicos.

Los datos proporcionados por los sensores integrados en el textil son accesibles para el profesional clínico a través de un servicio web. Además, en base a las medidas, la aplicación identifica el riesgo de caída del usuario, algo que se trata de una "información de vital importancia para el personal clínico, ya que permite el diseño y la planificación de diferentes estrategias de prevención".

CAPACIDAD PREDICTIVA

Los resultados de los ensayos de validación manifiestan la validez del sistema para la predicción del riesgo de caídas, considerando además que el instrumento de referencia tiene una capacidad predictiva de entre el 70 y 75 por ciento. Adicionalmente, la señal del sensor integrado es capaz de detectar en "tiempo real" si se produce una caída con un alto grado de precisión.

El sistema diseñado por Instinto, se basa en la integración sobre elementos textiles, tales como camisas, pantalones o cinturones, para medir las variables biomecánicas de las personas mayores, y poder detectar si se produce un escenario o situación que pueda implicar un mayor riesgo de caída.

PREVENIR LAS CAÍDAS

Según indican los últimos estudios en este campo, entre el 10% y el 25% de los adultos mayores se ven afectados por condiciones de fragilidad, que afecta a un 50% de los mayores de 85 años. Las caídas en personas mayores suelen suponer un deterioro en la autonomía, disminuyen su calidad de vida y la de su entorno social, lo que contribuye a un aumento considerable de la mortalidad y la morbilidad.

Actualmente uno de cada tres adultos mayores sufre al menos una caída al año, número que se eleva a la mitad a partir de los 80 años o más, y constituyen "uno de los principales síndromes geriátricos" y la "segunda causa mundial de muerte accidental o no intencional".

Las caídas afectan aproximadamente al 16,5% de las personas mayores en España. Las consecuencias psicosociales, de asistencia y el síndrome del miedo a caer afectan entre el 44% y el 64%. Además entre un 9,7% y un 19% de las caídas derivan en un ingreso hospitalario de la persona mayor.

El proyecto pretende posicionar a la Comunitat Valenciana "en un lugar referente en oferta de productos y servicios para mejorar la gestión del riesgo asociado a la fragilidad ayudando en la prevención de las caídas de las personas mayores".

Consulta aquí más noticias de Valencia.