Oficina
Dos empleados jóvenes en una oficina. GTRES

Casi el 90% de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) está desempleada y carece de oportunidades para incorporarse al mercado laboral. Por esta razón, el movimiento asociativo del autismo ha puesto en marcha contrataTEA. El proyecto busca promover el empleo de las personas con TEA, fomentando relaciones que beneficien tanto al colectivo como al sector empresarial, permitiendo así avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Financiado por Fundación ONCE, contrataTEA se encuentra en su primera fase de desarrollo, centrada en la sensibilización del tejido empresarial para promover la inclusión laboral ordinaria de las personas con TEA con la metodología de empleo con apoyo. Ya se han establecido contactos con numerosas empresas, dando lugar a las primeras entrevistas a futuros candidatos. Está previsto que, en las próximas semanas, se materialicen las primeras inserciones laborales de empleo ordinario para personas con autismo.

Para fomentar las contrataciones, contrataTEA analiza las ofertas de trabajo disponibles y propone a los mejores candidatos. Además, asesora a las empresas a lo largo de todo el proceso de incorporación de la persona con TEA, de forma gratuita y personalizada.

La página web sirve de nexo de unión entre los diferentes agentes implicados. En ella, las empresas podrán encontrar recursos relacionados con la inclusión laboral de las personas con discapacidad, incidiendo en el valor que pueden aportar en las organizaciones. Por su parte, las personas con TEA que quieran trabajar podrán incluir su Currículum, acceder a herramientas que les ayuden a preparar su búsqueda de empleo y conocer las ofertas laborales activas.

Un proyecto del movimiento asociativo del autismo

contrataTEA es un proyecto común de las tres organizaciones que representan al movimiento asociativo del autismo a nivel nacional: Confederación Autismo España, Confederación Española de Autismo FESPAU y Confederación Asperger España, que aglutinan a un total de 128 entidades socias que prestan servicios directos a las personas con TEA y sus familias en todo el territorio español.

El acceso al empleo juega un papel esencial en la inclusión social de las personas con TEA, ya que mejora su calidad de vida y les permite disfrutar de la vida adulta con autonomía e independencia. Además, trabajar es un derecho fundamental reconocido en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Las tres organizaciones y sus entidades socias reivindican el gran valor que las personas con TEA pueden aportar a las empresas. Destacan que sus competencias son múltiples y, algunas de ellas, como la honestidad, la perseverancia, la puntualidad y el compromiso con las tareas que desempeñan son esenciales para cualquier puesto de trabajo.