está calificada como suelo no urbanizable (núcleo rural), careciendo de los servicios urbanísticos, sea considerada como rústica".

Para el sindicado se trata de "una importante sentencia" por lo que supone económicamente para el propietario de la parcela, en este caso, como para el colectivo ganadero en muchos otros. "No se trata únicamente de fuertes subidas en el IBI, sino también en otros impuestos como el de Renta, la Plusvalía o el impuesto de sucesiones". indican.

Así desde COAG indican que el hecho de que las revisiones catastrales no fueran recurridas por la mayoría de los afectados, propicia que en la actualidad haya fincas calificadas incorrecta e injustamente como urbanas, que realmente no lo son.

El gabinete jurídico de COAG-Asturias está valorando la posibilidad de revisar estos expedientes para intentar, si los propietarios lo estiman, que esta sentencia pueda serles aplicada.

Consulta aquí más noticias de Asturias.