El portavoz del PP en Almonte, José Antonio Faraco.
El portavoz del PP en Almonte, José Antonio Faraco. PP

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Antonio Faraco, acompañado por el secretario general del PP almonteño, Manuel Ángel Fernández, ha precisado que la situación ha sido "vergonzosa por una total falta de previsión y como resultado de una gestión desorganizada y descoordinada por parte del Ayuntamiento de Almonte".

Fruto de la misma, según ha añadido el popular, "queda el profundo malestar de vecinos, comerciantes y peregrinos ante las deficiencias en materia de accesibilidad y de servicios que o no se pusieron en marcha o fueron insuficientes ante la gran afluencia de peregrinos de este fin de semana pasado".

"No criticamos la prohibición de aparcar en toda la aldea, quizás abusiva incluso en los precios, impuesta por el Ayuntamiento, sino lo que conllevaba esta prohibición, ya que requería de una gran previsión que

es evidente que ha faltado", ha remarcado el popular.

DESCIENDE LA FACTURACIÓN DE HOTELEROS

Por ello, ha afirmado que "no es suficiente con notificar a los comerciantes y hoteleros sobre el plan implantado para ese fin de semana con diez días antelación, ya que éstos han sufrido un descenso importante en su facturación comparándola con la de otros años para esta fecha", una pérdida estimada en "un 30 por ciento con respecto al pasado año".

Asimismo, el concejal del PP ha indicado que "para prohibir el estacionamiento de vehículos hay que tener un número de plazas de aparcamiento suficientes para que todo aquel que viniera al Rocío pudiese aparcar", pero, según ha explicado, "los parkings estaban completos, dejando a los peregrinos en una situación angustiosa y desesperante".

De igual manera, ha criticado que "hubo personas con minusvalía que, desgraciadamente, no pudieron llegar al santuario y, aunque se reservaron plazas para personas con discapacidad en el aparcamiento más cercano a la ermita, éstas fueron insuficientes con lo cual se tuvo que haber previsto un servicio de lanzaderas similar al que existe en la Romería del Rocío".

Faraco también ha criticado la falta de un sistema de prevención médica desde el miércoles 24 de enero, pese a que la población ya ascendía a las 50.000 personas, y para las que sólo había un solo médico y dos ambulancias, por lo que entiende que "el Ayuntamiento ha estado más preocupado de llenar las arcas municipales que de velar por la salud y la tranquilidad médica de la multitud de peregrinos".

"SE OLVIDAN DE LOS VECINOS"

Asimismo, ha lamentado que el Consistorio "se haya olvidado de los vecinos que viven durante todo el año en El Rocío, a los que no se le dio facilidad alguna, tratándolos de las misma forma que a las personas que solo iban a pasar el fin de semana". De este modo, ha añadido que "estos vecinos carecían de autorización para estacionar sus propios vehículos en sus domicilios, debiendo utilizar los parkings habilitados como el resto de visitantes".

Precisamente en materia de estacionamiento, Faraco ha criticado la gestión del equipo de gobierno socialista "al obviar a la empresa pública Emilad e impidiendo que esta empresa pública prestara el servicio". También ha señalado el concejal del PP que "el Ayuntamiento se ha olvidado de las personas desempleadas que hay en el municipio a las que no se les ha dado la posibilidad de poder trabajar estos días en la gestión de los aparcamientos".

Al respecto, se ha referido "al ofrecimiento a 33 trabajadores municipales de un suplemento en sus nóminas que oscilaba entre los 400 y los 800 euros en vez de ayudar con esa cantidad a otras familias del pueblo que no son afortunadas con tener un trabajo fijo en la administración pública municipal".

Por todo ello, Faraco, por último, ha pedido al Ayuntamiento que "pida perdón por el caos generado este fin de semana y tome medidas para impedir que esta situación se vuelva a generar".

Consulta aquí más noticias de Huelva.