Según ha informado Pimem en un comunicado, el sector lo considera como imprescindible "para luchar contra el intrusismo desmedido y garantizar la seguridad vial y la protección del medio ambiente".

Así lo han destacado los representantes de ambas entidades durante el acto formal por el cual se rubrica la entrada de Asema, dentro de la estructura de la organización.

"Con esta nueva adhesión Pimem se consolida como organización másrepresentativa en el sector industrial y del metal", ha expuesto el presidente de Pimem, Jordi Mora, en su discurso.

"La unión de las pymes es imprescindible para posicionarnos y defender en posición de fuerza nuestros intereses colectivos y aprovechar las múltiples sinergias", ha añadido.

Acto ha tomado la palabra el vicepresidente de Asema, Mateu Català, quien ha presentado el plan de trabajo conjunto de ambas organizaciones, marcado en la reivindicación de la puesta en marcha del certificado de taller en las inspecciones técnicas de vehículos.

"Es imprescindible no sólo para el sector, sino también para garantizar la seguridad vial y el medio ambiente", ha destacado Català.

Según ha apuntado, el certificado de taller es un documento que debería exigirse siempre en los casos en que, tras una primera inspección de I.T.V. se hayan detectado inconformidades en cualquiera de los cinco puntos críticos del vehículo: frenos, dirección, neumáticos, motor y emisiones de gases contaminantes.

"Con este certificado se garantizaría que el vehículo ha sido reparado por un taller profesional acreditado, lo cual sería una herramienta para luchar contra la competencia desleal existente", ha subrayado Català al respecto.

Asimismo, ha destacado además que "un taller profesional garantiza no sólo calidad, sino seguridad

del vehículo y seguridad ambiental en el caso de sustitución de elementos contaminantes tales como neumáticos o aceites".

En otro orden de cosas, desde Asema también se denuncia la falta de obra especializada en el sector, "pero no sólo por falta de alumnos, sino porque la formación no está acorde con la evolución de las nuevas tecnologías, dado el incremente en cuota de mercado de vehículos automáticos, híbridos y eléctricos".

Desde Asema se estima que el sector podría dar trabajo a más de 4.000 personas en todo el archipiélago.