Las llamadas al 112 alertaron a los agentes sobre las 23 horas de que se estaba produciendo una riña con palos entre individuos de nacionalidad rumana, que intentaban evitar el secuestro de la mujer,

y que había un herido con arma blanca.

Cuando los agentes se personaron en el lugar de los hechos, había una pelea entre siete u ocho personas a los que separaron para intentar esclarecer lo sucedido.

Los implicados declararon que la ex pareja de la víctima se había personado en su vivienda, acompañado de otros dos hombres, para intentar llevársela en contra de su voluntad, utilizando para ello la violencia. Los individuos llegaron incluso a arrancar la puerta de la casa.

Fue entonces cuando, según las declaraciones recogidas por los agentes, se produjo la pelea en la que resultó herido por arma blanca un individuo que intentaba impedir el secuestro.

Los agentes tuvieron que emplear la fuerza para reducir los dos individuos detenidos. Con motivo de la intervención, sufrieron lesiones dos agentes que tuvieron que ser atendidos en el hospital

Perpetuo Socorro.

Como consecuencia de la pelea, también resultaron dañados dos vehículos que se encontraban estacionados en la puerta de la casa donde sucedieron los hechos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.