El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha afirmado en una comparecencia institucional extraordinaria que el pleno de investidura del president de la Generalitat previsto para las 15.00 horas de este martes "queda pospuesto" para asegurar que se pueda celebrar con "con valor real y efectivo" y para garantizar la  "inmunidad" del candidato, pero que no está "en ningún caso desconvocado". Queda aplazado hasta que el Tribunal Constitucional (TC) resuelva las alegaciones contra la decisión de vetar una investidura a distancia de Carles Puigdemont.

Torrent ha apuntado que todas sus "energías estarán centradas en defender las instituciones, los diputados, los votantes y la democracia". "No propondré otro candidato a la investidura porque Puigdemont tiene toda la legitimidad y todo el derecho", ha seguido, tras señalar que el Gobierno del Estado ha cometido un "fraude de ley". También ha apuntado que se ha "comprometido personalmente a garantizar la inmunidad de Puigdemont y de todos los diputados".

El presidente de la cámara ha explicado que propuso a Puigdemont como candidato el 22 de enero tras escuchar a todos los grupos y constatar que era el único que podía reunir los apoyos necesarios para ser investido: "No fue una decisión aleatoria ni personal" ha dicho.

Puigdemont pidió el lunes por carta a Torrent que garantizara su inmunidad parlamentaria y salvaguardara sus derechos como diputado: "Sabe que no es solo mi obligación, sino que es lo que me mueve, y me he comprometido personalmente a garantizar su inmunidad".

"No aceptaremos ingerencias en un Parlament democrático", ha afirmado, y ha añadido que "ni la vicepresidenta Soraya ni el Tribunal Constitucional decidirán quien tiene que ser el president del Parlament". "Serán los diputados elegidos democráticamente quienes lo decidan", ha continuado.

Además, ha dicho que el Gobierno y el Tribunal Constitucional pretenden "vulnerar los derechos de millones de catalanes que fueron a las urnas".

Torrent ha pedido a los servicios jurídicos del Parlament que se personen y presente alegaciones a la resolución del TC que prohíbe una investidura a distancia y sin autorización judicial.

"A tenor de la petición de Puigdemont y para dar tiempo a las alegaciones, el pleno queda pospuesto, en ningún caso desconvocado", ha apuntado, algo que el PSC le había pedido por escrito que se hiciera.

Torrent ha avisado de que irá "hasta el final para defender los derechos de Puigdemont, el resto de diputados y los ciudadanos" porque, según ha avisado, la democracia no puede suspenderse ni violentarse.

También ha dicho que el recurso del Gobierno central al TC y la posterior resolución del tribunal han sacado a flote "una de las caras más oscuras" del Estado "desde el punto de vista democrático".

Y ha añadido: "No aceptaremos que se diga que los catalanes votaron mal solo porque no votaron como ellos querían".

Por otro lado, Torrent ha instado al TC a que resuelva "en la mayor brevedad posible" las alegaciones en contra de las medidas cautelares dictadas por los magistrados, que suponen la suspensión de cualquier investidura a distancia, la condición de que Puigdemont obtenga un permiso judicial para estar presente en la sesión de investidura y la negación de la posibilidad de que los diputados que se encuentran en Bruselas deleguen su voto.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.