El Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad ha aprobado en sureunión de este lunes el proyecto de construcción de un nuevo paso inferior, para vehículos y peatones, entre el barrio de Belén y Los Santos-Pilarica, incluido en los acuerdos con el Ayuntamiento de Valladolid para recuperar la permeabilidad del trazado ferroviario a su paso por el barrio, que incluye también la construcción del paso subterráneo para peatones en la plaza de Rafael Cano, que corre a cuenta de la Administración municipal.

El nuevo paso, cuya inversión asciende a 6.146.800 euros, IVA incluido, cuenta con un plazo de ejecución de 18 meses y estará situadobajo la Línea de Alta Velocidad (LAV) Valladolid-Venta de Baños-Palencia-León y la línea de ancho convencional Madrid-Hendaya.

El nuevo paso inferior se ubicará a 400 metros al norte del antiguo paso a nivel de La Pilarica, en el entorno del punto kilométrico 181/640 de la LAV, y conectará las calles Nochevieja y Andrómeda. El paso dispondrá de un carril por sentido para el tráfico rodado con una sección de 3,25 metros, aceras de 0,75 metros a ambos lados y un itinerario peatonal con una anchura de 3 metros, apto para personas de movilidad reducida.

La infraestructura estará formada por dos rampas de acceso entremuros y pantallas en voladizo situadas en las calles Nochevieja yAndrómeda, y una parte soterrada con un gálibo vertical mínimo de 4,5millones para vehículos y 2,5 millones para peatones; apto para el paso de autobuses y vehículos de emergencia.

El tramo soterrado permitirá dar continuidad a las calles Nueva del Carmen y de La Salud, paralelas a las vías férreas, al discurrir éstas sobre la losa del paso a proyectar.

El cruce bajo el corredor ferroviario se resolverá mediante un marco empujado bajo las vías, que permitirá la ejecución de la actuación sin necesidad de interrumpir el tráfico ferroviario. El resto del tramo soterrado se ejecutará mediante pantallas y losa de cubierta.

Además de las actuaciones anteriormente citadas, se contemplan otras de carácter adicional o complementario como la reurbanización de la plaza de Aviador Gómez del Barco; la prolongación del acerado de la calle de La Salud por encima del paso inferior y la modificación del cruce de las calles Nochevieja y Epifanía.

Cabe recordar que hace casi tres años, en abril de 2015, se presentó un proyecto similar, aunque con un presupuesto inferior, de 3 millones de euros, que también iba a correr a cargo de Adif y que, según el exalcalde del Partido Popular, Javier León de la Riva, podría incluso estar hecho a finales de ese mismo año.

Sin embargo, en septiembre de 2015, cuando se cerró el paso a nivel de la plaza de Rafael Cano con motivo de la puesta en servicio de la línea de alta velocidad Valladolid-Palencia-León, no se había iniciado la tramitación para la obra.

El nuevo equipo de Gobierno, formado por el PSOE y Valladolid Toma la Palabra, reclamó una actuación más ambiciosa, con un túnel más largo entre Andrómeda y Nochevieja y con un paso inferior para peatones en la plaza de Rafael Cano, que finalmente se acordó, en abril de 2016, que se hiciera con fondos del Ayuntamiento de Valladolid, lo que tuvo que esperar más de un año -mayo de 2017- para verse plasmado por escrito en un convenio entre Adif y el Consistorio.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.