Sede Bankia
Sede Bankia en Madrid. BANKIA

El coste de la fusión con Banco Mare Nostrum (BMN) le supuso el año pasado a Bankia un lastre en sus beneficios. Sin esa operación, la entidad habría ganado 816 millones de euros en 2017, un 1,4% más, según ha informado este lunes la entidad a la CNMV. Pero Bankia ha tenido que contabilizar 312 millones de coste asignados a la integración de BMN, lo que adelgaza su beneficio a 505 millones. Un 37,3% menos.

El parqué de la Bolsa de Madrid se lo ha hecho pagar sobre la cotización de sus acciones. Los títulos de Bankia ha perdido un 4,31%, hasta los 4,20 euros. Es el valor que ha perdido más terreno esta jornada, por delante de las energéticas Endesa (-3,2%), Enagás (-3,1%), Gas Natural (-1,7%) y REE (-1,6%) que deprecian sus acciones ante el temor a un cambio de regulación que afecte a los ingresos de la distribución y transporte del gas.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destaca en una nota remitida que 2017 ha sido "un ejercicio muy importante" para Bankia porque, dice, han terminado el plan de reestructuración, la fusión con BMN y han avanzado en el proceso de privatización.

Más devolución de ayudas del Estado

Tras analizar el beneficio obtenido y la solvencia de la entidad, el consejo de administración ha propuesto mantener el dividendo en 11,024 céntimos por acción, lo que eleva la retribución anual a accionistas a 340 millones. Es el cuarto ejercicio consecutivo en el que Bankia incrementa el importe destinado a dividendos para sus accionistas. 

Con la participación actual del 61% que el FROB tiene de Bankia, este dividendo supondrá un nuevo avance del proceso de devolución de las ayudas por importe de 207 millones de euros. El total de las ayudas reintegradas ascenderá así a 2.863 millones.

Por otro lado, el margen de intereses —el negocio puramente bancario— se situó en 1.943 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,6% en un ejercicio caracterizado por los tipos de interés en negativo, que provocaron nuevas repreciaciones a la baja de la cartera hipotecaria y un descenso del rendimiento de los bonos de la Sareb.

Además se rebaja un 9,4% la dotación a provisiones, hasta 448 millones. El saldo de riesgos dudosos de Bankia registró una nueva caída, de 11.736 a 9.740 millones, al tiempo que los activos adjudicados descendieron en 326, hasta los 1.925 millones. El grupo cerró el año además con una tasa de morosidad del 8,9%, un punto por debajo de 2016. Excluido BMN, la mora se sitúa en el 8,5% (1,3 puntos menos que un año antes).

"Hemos continuado mejorando la calidad de nuestro balance, con una reducción de más de 2.100 millones los activos dudosos y adjudicados", ha dicho el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, que considera que tras la integración de BMN se sitúan en "un magnífico punto de partida para afrontar el plan estratégico del próximo trienio".

Negociación del ERE con los sindicatos

Este lunes Bankia ha vuelto a reunirse con los sindicatos para negociar el ERE que se aplicará tras la fusión con BMN. La entidad ha rebajado a 2.291 la cifra de trabajadores afectados por el ajuste de plantilla. Son 219 menos que la propuesta inicial de 2.510 pero, en todo caso, supone casi un 13% de la fuerza laboral conjunta de Bankia y BMN.

Pero los sindicatos no están de acuerdo con cualquier cifra que supere los 1.800 empleados y han anunciado paros para este martes de 12h a 13h en las distintas sedes del Banco. "Si estas movilizaciones no hicieran modificar la actitud de la empresa, se advierte de la convocatoria de huelga en toda Bankia", advirten los sindicatos.

Bankia ofrece prejubilaciones a partir de 56 años siempre que tengan un mínimo de 15 años de antigüedad. Los prejubilados recibirán un porcentaje del salario bruto total del 50% como indemnización hasta los 61 años y se prevé que se siga aplicando el convenio especial suscrito por la entidad con la Seguridad Social hasta los 63 años.

Los menores de 56 años recibirían una indemnización de 25 días por año trabajado con un tope de 18 mensualidades, además de un plus de antigüedad de 1.000 euros por cada tres años de prestación de servicios.